La historia de España jamás contada.

El Cardenal Belluga. Óleo de Noemí Marín.

La historia de España jamás contada.

 Quiero en este artículo exponer no solo a mis hijos, sino a todos aquellos que quieran conocer la realidad acerca de la verdadera historia de España jamás contada, algunos datos y documentos que permiten a cualquier lector honrado –independientemente de su posicionamiento político actual-, vislumbrar de un modo diverso los acontecimientos que sucedieron en Junio de 1936 en España, y que han sido perversamente tergiversados y ocultados, a toda nuestra generación, no solo para nuestra desgracia, sino para la de las futuras generaciones.

Cito textual al señor José María Gil Robles en una proposición para poner fin al estado de subversión en el que se vivía en España; Sucede en el Palacio de las Cortes, a 11 de Junio de 1936:

No he recogido la totalidad del panorama de la subversión de España, porque, por completa que sea la información, es muy difícil que pueda recoger hasta los últimos brotes anárquicos que llegan a los mas lejanos rincones del territorio nacional. Desde el 16 de febrero hasta el 15 de junio, inclusive, un resumen numérico arroja los siguientes datos:

Iglesias totalmente destruidas, 160.

Asaltos a templos, incendios sofocados, destrozos, intentos de asalto, 251.

 Muertos, 269.

Heridos de diferente gravedad, 1287.

Agresiones personales frustradas o cuyas consecuencias no constan, 215.

 Atracos consumados, 138.

Tentativas de atraco, 23.

Centros particulares y políticos destruidos, 69.

Ídem asaltados, 312.

Huelgas generales, 113.

Huelgas parciales, 228.

Periódicos totalmente destruidos, 10.

Asaltos a periódicos, intentos de asalto y destrozos, 33.

Bombas explotadas, 146.

Recogidas sin explotar, 78.…………”

Como podrán comprobar los datos se refieren a un periodo de extrema agitación social, pues en menos de 120 días se habían quemado 160 iglesias, y había habido 269 muertos, etc.; Este periodo corresponde a la Presidencia del gobierno el señor Azaña; Pero continuemos con la exposición del señor Gil Robles a la Cámara ese mismo día:

“Me va a permitir la Cámara que brevemente haga una estadística de cuál es el desconcierto de España desde que el señor Casares Quiroga ocupa la cabecera del banco azul”. (Se refiere a la Presidencia del gobierno).

Desde el 13 de mayo al 15 de Junio, inclusive:

Iglesias totalmente destruidas, 36.

Asaltos de iglesias, incendios sofocados, destrozos e intentos de asalto, 34.

Muertos, 65.

Heridos de diferente gravedad, 230.

Atracos consumados, 24.

Centros políticos, públicos y particulares destruidos, 9.

Asaltos, invasiones e incautaciones (las que se han podido recoger), 46

Huelgas generales, 79.

Huelgas parciales, 92.

Clausuras ilegales, 7.

Bombas halladas y explotadas, 47……..”

Ciertamente y como expreso con rotundidad a continuación, mi intención no es, ni será jamás utilizar estos datos para justificar el “Alzamiento Nacional” como la única, y justa salida a aquella difícil situación, pero sin lugar a dudas estos numeros aterrorizan y espantan a cualquier lector con un mínimo de decencia moral; Y por ello es necesario e indispensable que también todos ellos, se cuenten en los libros de texto que forman, y formaran a nuestros hijos, para de este modo exponer con certeza y verdad histórica, los acontecimientos que vivió España en Junio de 1936, pero sobretodo, para que su conocimiento y valoración permitan a las futuras generaciones, que estas situaciones no se vuelvan a producir.

Pues bien, dos días después de este espeluznante discurso, tras breve secuestro fue asesinado Don José Calvo Sotelo, Jefe del bloque Nacional; Dicho acontecimiento es contado así por el Diario Claridad, de UGT, el lunes 13 de julio de 1936 en su página 1:

Anoche a las tres de la madrugada fue sacado de su domicilio, y muerto el jefe visible del fascismo y ex-ministro de la Dictadura don José Calvo Sotelo.”

Seis días después según cuentan los libros de historia comenzó la Guerra Civil, aunque creo que después de conocer estos datos, podemos afirmar sin lugar a equivocarnos, que la mal llamada “Guerra Civil Española”,  comenzó algunos meses antes.

Andrés Marín de Pedro.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en actualidad, educacion, guerra, iglesia, información, injusticia, politica, violencia y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s