ESCAPAD DE ESTE SIGLO

Hace algún tiempo leí una frase que era usada habitualmente por los cristianos de los primeros siglos, y que me pareció en aquellos momentos fuera de orbita, incluso en cierto sentido anti-evangélica; El texto al que hago referencia, se lee con alguna que otra variante así: “Escapad de este Siglo”. 

  

Esa frase parece contrastar con una frase evangélica que dice: “Vivimos en el mundo, aunque no somos del mudo”; Ósea que tenemos que vivir en el mundo, estar en la calle, trabajar en el mundo, aunque no seamos de él, no escapar de él; ¿A que se referían entonces los primeros cristianos con esta frase?; ¿Es que cada siglo tiene acaso alguna novedad de la que deberíamos huir? 

  

Esta última pregunta me ha permitido repensar durante algún tiempo sobre su sentido, y preguntarme: ¿Qué nuevo engaño o engaños tenemos en el siglo XXI en la sociedad, que no existiera con anterioridad, y del que nos invitan a escapar los primeros cristianos?; Y por curiosidad: ¿Cual fue el engaño del siglo XX? 

  

Valorando lo acontecido durante el siglo XX, entendí que éste nos trajo a los hombres una nueva sociedad donde primaba la justicia, donde la igualdad era el bien supremo, donde todos teníamos no solo el derecho, sino la obligación de luchar por conseguir un mundo mas justo, pero esa sociedad a la que hoy conocemos como socialista o comunista, robo a los hombre un preciado bien, nos quito la libertad; El engaño esencial, la falaz novedad a mi entender que nos trajo el siglo XX a todos los hombres, y que los cristianos estábamos llamados a desenmascar,  y de la que los primeros cristianos nos previnieron con aquella frase, para escapar de sus consecuencias,  es que no se puede llegar a una sociedad justa, si se elimina la libertad. 

  

Dos guerras mundiales, millones de hombres muertos, no han bastado todavía para conseguir desenmascararla totalmente, pues hoy el socialismo sigue enrocado en las democracias, y continua corrompiendo a los hombres de hoy, cuando ya el siglo XXI arrecia con sus nuevos engaños; Esos que los cristianos necesitamos descifrar a la luz de los evangelios, pues cada vez el envoltorio  de cada siglo es mucho mas bello en apariencia, es mucho mas sutil,  y siempre se nos presenta como un bien,  como algo bueno, como algo por los que merece la pena luchar.  

  

Pero pasemos al Siglo XXI: Tras la victoria de las democracias sobre los totalitarismos, pareciera que las cosas volvían a su orden natural, el hombre había recuperado su libertad, la justicia estaba en su sitio y la igualdad había dado pasos de gigante con los movimientos feministas y negros del siglo XX ; algunos pensaban incluso que había tocado techo; Pero la realidad no es así, pues oculta tras la democracia ha aparecido un nuevo engaño mucho mas peligroso que la idolatrización de la justicia como bien supremo, ha aparecido el relativismo; Tal es así que hoy nos ofrecen el derecho de votar, aparentemente tenemos igualdad y justicia, pero hay algo que nos han robado: la verdad. 

¿Cuál es la verdad?; ¿Quién tiene la verdad? 

 Cada uno tiene su verdad nos dicen, y nos quedamos tan tranquilos, pensando que en el fondo tienen razón. 

  

Pues hoy el trabajo de los cristianos a mi entender es decir, y repetir alto y claro que  existe la verdad, existe el bien, existe el amor, etc., y por tanto existen las mentiras, existe el mal y el odio. 

 ¿De que le vale al hombre toda la libertad del mundo sin verdad? ¿Es posible la justicia sin la verdad y sin claridad sobre el bien y el mal?; Bajemos a la realidad cotidiana: ¿Cómo podré decirle a mi hijo lo que esta bien o mal, si no existe la verdad, si todo es opinable? ¿Quien podrá hacer un juicio sobre las acciones de un hombre?; Nadie, todo dependerá de los votos, de los intereses, etc.,  

  

Ciertamente aquellos primeros cristianos disponían de un discernimiento mucho mayor del que creemos, pues con esta frase nos dejaron el testigo a los cristianos de hoy para poder descubrir, y explicar al mundo la mentiras de cada siglo, y como consecuencia para aprender a vivir como extranjeros en una tierra que no es la nuestra. 

Andrés Marín de Pedro.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en actualidad, comunismo, cristiano, democracia, mentira, socialismo, verdad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ESCAPAD DE ESTE SIGLO

  1. jois dijo:

    Efetivamente, la verdad ha sido sacrificada en el ara del relativismo. Cuando decimos que cada uno tiene “su” verdad, se está privando al ser humano de un referente por el cual conducir su vida. Si ese referente, ese ser dios, recae sobre el ser humano falible, la base de nuestro Ser se tambalea. El hombre se erige en dios y el mundo se empieza a medir con su estatura. La consecuencia directa es el Totalitarismo, el Socialismo Real, el Nacional-socialismo y los Fascismos. El hombre ya no importa, es el colectivo. No importa el ciudadano, sino la ciudadanía.
    Detras de todo esto esta el gran engaño del mal: hacernos creer que el mal no existe, que el Demonio no existe, y asi campar por doquier sin que se le combata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s