El alma de todo cristiano.

 

Los signos cristianos: El amor y la unidad.

Hoy me he sentido muy orgulloso de ser cristiano tras leer las afirmaciones que el Papa Benedicto XVI ha realizado en la conclusión de la semana de oración por la unidad de los cristianos; Dichas afirmaciones  han tenido lugar en la basílica de San Pablo Extramuros, donde ha presidido las segundas vísperas en la fiesta de la Conversión de san Pablo, con la participación de los representantes de las demás Iglesias y comunidades eclesiales presentes en Roma, y en las que ha afirmado que «existe un contenido central del mensaje de Cristo que podemos anunciar juntos [los cristianos]: la paternidad de Dios, la victoria de Cristo sobre el pecado y sobre la muerte con su cruz y resurrección, la confianza en la acción transformadora del Espíritu».

Ciertamente esto es lo que nos une, que Dios es Padre, que Cristo ha vencido el pecado y la muerte con la cruz y la resurrección, y que el Espíritu Santo actúa transformando a hombres y mujeres de todas las épocas; Estos son los mojones de la fe, el esqueleto del credo, el alma de todo cristiano; Y esto que nos une nos interpela cada día para dar un “testimonio común ante los desafíos cada vez más complejos” como por ejemplo la secularización y la indiferencia, el relativismo y el hedonismo, los delicados temas éticos en referencia al principio de la vida y a su fin, los límites de la ciencia y de la tecnología, además del diálogo con el resto de las tradiciones religiosas; «el cuidado de la creación, la defensa de la vida humana, la lucha contra las miserias de nuestro tiempo como la incultura, el hambre, la falta de agua, etc.

Por eso no es de extrañar su invitación, pues  esta consiste en que «cada uno está llamado a dar su aportación para realizar los pasos que lleven hacia la comunión plena entre todos los discípulos de Cristo, sin olvidar jamás que ésta es, ante todo, don de Dios que hay que invocar constantemente.

Por ello me siento orgulloso de ser cristiano católico, pues mientras el mundo busca la división, lo particular, lo propio, la diferencia, etc., hoy, Benedicto XVI propone a los cristianos de todas las iglesias lo mismo que propuso Cristo, es decir los llamados signos de la fe : el amor y la unidad.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en amor, Benedicto XVI, Dios, evangelización, iglesia, jesucristo, sociedad, unidad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s