Cambiando el agua.

 

Cambiando el agua.

  La utilización del lenguaje como medio para imponer el dictado de los gobiernos viene ya de muy lejos, pues durante decenas de años el comunismo leninista y estalinista uso los más diversos términos del lenguaje, para controlar culturalmente a las sociedades del momento; Tal era así, que  todo aquel que utilizara otros términos diversos de los establecidos por el régimen, terminaría como poco, en un campo de exterminio.  

 En la actualidad española el uso de los medios de comunicación para conseguir la imposición de una terminología socialista, sino pro-gubernamental ha sido continuo desde la llegada al poder del Sr. Zapatero.

Hoy, para la mayoría de los individuos españoles, el uso único de una palabra en puesto de otra  de carácter más tradicional, y su uso asiduo en la mayoría de los medios de comunicación, no causa la mas mínima suspicacia entre los ciudadanos; Pero si los hacemos conscientes de que el montante de términos que han desaparecido en los últimos diez años de todas las emisoras del país, por estar “mal oídos” , de todos los periódicos, por estar “mal escritos”, etc., pasa del millar, al tiempo que miles nuevos términos son implantados desde los medios pro-gubernamentales, conseguiríamos que se preguntaran al menos sobre cuál es el motivo de este impresionante desgarro lingüístico; Por otra parte, madurar esta realidad nos llevaría a preguntarnos cómo es posible que en unos pocos años se pueda conseguir no solo cambiar el lenguaje, sino y sobre todo, la mentalidad de la mayoría social; Y esto  sin lugar a dudas, es lo que está ocurriendo en España en los últimos tiempos.

 Ciertamente sería imposible describir en un artículo como este todas las palabras que hoy “suenan mal” socialmente, o mejor que ya “no son toleradas” usando el vocablo progre, y tampoco sería cuestión de citar todos los nuevos vocablos impuestos por la izquierda; Por lo menos si creo conveniente advertir con algunos ejemplos clarificadores, los cambios sociales que la utilización de nuevos términos están provocado, o han provocado ya, en la sociedad española. 

 Hoy por ejemplo todos los periódicos y radios hablaban de “la roja”; ¿Quién es esa?, se preguntaran algunos de ustedes; Pues es la selección de futbol de España; ¿Y porque la tildan de “roja”?; por la camiseta, pensaran muchos de ustedes; Sin embargo lo que ocurre es que desde el gobierno han decidido cambiar el lenguaje para aproximarlo en lo posible a su ideología; Hoy, cualquier Español que hable de la selección con dicho termino, estará haciendo no solo una publicidad gratuita a la izquierda, a los rojos, y al gobierno, sino que estará dejando en el subconsciente de todos, -que dado que la selección de futbol es la campeona de Europa, y tiene mucho futuro-, que los rojos y las izquierdas son campeones, y que el gobierno tiene por tanto mucho futuro.

 Alguno de ustedes pensara: ¡Qué exageración!; ¡Que tendrá que ver una cosa con la otra!

 Como les indicaba al principio, el uso de un lenguaje hace a un pueblo; Por ello, intentare proponerles un ejemplo muy actual y clarificador: los catalanes reclaman su independencia basándose principalmente en que disponen de una lengua distinta al resto de los españoles; Por ello desde la progresía socialista necesitan imponer una lengua diversa que represente a su nuevo país,  y a su progresista sociedad.

 Pongamos otro ejemplo que ayude a aclarar las ideas, por mucho que hoy ya nos “suene muy mal”, en progre: Intolerante. Durante cientos de años, a todo varón cuya libido se orientaba hacia otro varón se le llamaba “maricón”; Hoy esa palabra podría provocar incluso la cárcel si alguno la usara despectivamente, pues se propusieron para definirlo desde los medios de comunicación y desde el gobierno, términos como “homosexual” , aunque este término ya esté siendo sustituido por otro que cumple en mayor medida el proyecto gubernamental, y por tanto se ha pasado al uso del término “gay”, para denominar a dichos individuos; Si se fijan un poco, inconscientemente asociamos “gay” con “guay”, y por tanto no es algo equiparable al termino “hombre” o “varón”, sino mucho mejor, porque ser gay es ser “guay”.

 Para finalizar esta pequeña muestra no podemos olvidarnos del término i.v.e., que con certeza algunos de ustedes también desconozcan, porque así se denominan a los asesinatos legales que mediante el aborto quiere imponer este gobierno; I.v.e. es el término usado por “interrupción voluntaria del embarazo”; Por tanto en las televisiones y radios oficiales escucharan que “la nueva ley de interrupción voluntaria del embarazo, propuesta por el gobierno”, etc., etc.; Con el uso de esta terminología eliminan la palabra aborto que “suena mal”, pues hace referencia a la eliminación y muerte de un ser humano vivo, y se traduce al lenguaje progre como una interrupción, es decir algo que se puede volver a reanudar sin mucho esfuerzo; Impresionante falacia lingüística.

 Como ha quedado claro, este gobierno sabe que no podría cambiar una a una a todas las personas, por ello,  como todo proyecto dictatorial decidió cambiar la cultura, cambiar el lenguaje, y así día a día, consigue domesticar las mentes de los españoles.

 Pues bien, para hacer frente a esta inmersión lingüística obligatoria impuesta por la progresía, y amplificada por los medios de comunicación afines al gobierno, -a los que estultamente siguen el resto de los medios, que por cierto jamás conseguirán audiencias mayoritarias con este método-, solo nos queda la lectura asidua de libros que tengan como mínimo veinte años de antigüedad, y la lectura y escucha de medios de comunicación que no utilicen su verborrea, y por tanto que no hayan sido succionados por la ideología progre; Así, mediante una buena formación, y un constante uso de la terminología propia, seremos  los únicos peces de este revuelto oceano, a los que el cambio del agua salada por agua dulce, no nos convierta de doradas, lubinas, atunes y meros de mar abierto, en insípidas, y domesticadas truchas y salmones de criadero.

Andrés Marín de Pedro.  

Imagen tomada de: http://2.bp.blogspot.com/

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en actualidad, adoctrinamiento, campaña, cataluña, gays, homofobo, homosexuales, ideologia de genero, imposicion, información, manipulacion, medios de comunicación, periodico, prensa, progre, progresista, psoe, radical, socialismo, sociedad, totalitarismo, Zapatero y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cambiando el agua.

  1. amigo dijo:

    la foto es muy buena. La idea también, pero quedan muchas palabras como: Nación, patria, familia, autoridad, responsabilidad, esfuerzo, obediencia, principios, congruencia, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s