Constructores del infierno

barco de la alegria

Constructores del infierno.

La próxima manifestación del 17 de octubre en favor de la mujer y la vida esta siendo contestada desde las filas pro-abortistas con la consigna premeditada de que solo una parte de los católicos, y solo ellos, son los que tienen ciertas dificultades para entender el derecho de las mujeres al aborto; Afirman así mismo que esta realidad del aborto es desde hace años algo trivial en todo el mundo, y que toda la sociedad lo comprende sin esfuerzo, y por tanto a nadie le puede suponer el mas mínimo problema entender y justificar, que algunas mujeres decidan hacer con su libertad, su conciencia y con su cuerpo, lo que quieran, siempre claro esta que no se dañe con ello al resto de la sociedad.

Ahora bien, si nos acercamos minuciosamente a estas afirmaciones nos sorprenderemos al comprobar que a la realidad de la legalización del aborto no solo se opone el sector mas radical de los católicos, sino que la sociedad -tanto religiosa como laica- desde tiempo inmemorial ha tenido conciencia, es decir ha entendido con total certeza que la muerte de un ser humano jamás puede ser un bien, y por tanto es injustificable en derecho; Tal es así, que por ejemplo Lin Yutang escribía: “el sentido de la misericordia, el sentimiento de la dignidad, de la cortesía, de lo justo y de lo injusto esta en la conciencia de todos los hombres”; Por tanto todo hombre es consciente de que el aborto es un mal, tolerable en dramáticas circunstancias, pero ciertamente un mal.

El problema por tanto nace porque la nueva ley que desde el gobierno intentan aprobar, y que ha comenzado sus primeros pasos, hace de la voluntad política, -aunque esta sea injusta- lo legal; Con ello, por mor de la libertad, se someten a las conciencias, y así se legisla que lo injusto es legal, que lo malo es licito, o que matar puede ser un bien por ejemplo en ciertos espacios de tiempo –hasta la semana 12-, sin ir mas lejos; Con ello ha nacido el derecho de la voluntad, pues todo lo que la voluntad gubernamental apruebe, incluso aunque sea en contra de la conciencia, -que entiende este hecho como claramente injusto e inmoral-, es licito. Por tanto, con esta y otras leyes similares, aparece un nuevo modo de gobierno, el gobierno de la voluntad, por encima de la verdad, del bien y de la conciencia, y cuyas consecuencias serán claramente destructivas; Tal es así que ya en el Cocilio de Letrán se afirmaba: “Quid quid fit contra conscientiam, aedificat ad gehemnam”, cuya traducción podría ser: “El que obra contra la conciencia, construye el infierno”.

Este es por tanto este lugar, el que imponiendo su voluntad política este gobierno han decidió construir, un infierno con millones de seres humanos asesinados por sus propias madres, un infierno donde miles de médicos utilizan sus estudios para matar seres humanos, un infierno con millones de madres destruidas por haber matado a sus propios hijos, un infierno donde vivan incluso sin conciencia de haber realizado ningún mal millones de padres, que por comodidad, o por dejación, se lavaron las manos, y permitieron la muerte de sus hijos.

Por tanto es falso como afirman desde los foros pro-abortistas que el aborto no dañe al resto de la sociedad, tal es así que padres, madres, hermanos, médicos, farmacéuticos, familiares, amigos y conocidos comenzaran a vivir el infierno, no solo por haber matado a un ser humano, sino por no haber hecho nada para salvar su vida.

Y nosotros, ¿Qué podemos hacer frente a semejante catástrofe? Manifestarnos cada día de nuestra vida a favor de la vida, y el 17 de Octubre públicamente y con valentía, porque al capricho y a la voluntad se la doblega desde la constancia y  la razón.

Andrés Marín de Pedro.

Foto.- El barco de la alegria de Abraham Gustin.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en aborto, asesinato, catolicos, conciencia, constructor, cristianismo, cultura, degeneración, derecho a la vida, desobediencia civil, infierno, injusticia, leyes injustas, matrimonio, muerte, razón, socialismo, sufrimiento, voluntad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s