El otoño, ¿estación o estado?

El otoño, ¿estación o estado?

 La llegada del otoño representa cambios sustanciales que nos afectan no solo a los seres humanos, sino a todo lo que nos rodea; Pareciera que la tristeza y la desaparición vinieran con los vientos otoñales; de tal modo, que lo que es solo una estación, algo pasajero, parece convertirse en un estado, en una realidad eterna para muchos de nosotros.

 Esta demostrado científicamente que las personas viven este espacio de tiempo que citamos como otoño, de modo mucho mas existencial, no solo por los cambios naturales, sino porque su llegada, nos hace presente, y de un modo insultante, que la vida se acaba, que no existe otro horizonte que el futuro invierno; que las primeras lluvias, la bajada de temperatura, los atrevidos vientos, y la consiguiente caída de las hoja, dejara no solo nuestras ciudades, sino a nuestras vidas desiertas, frías, húmedas, pero sobretodo sin un sentido vital.

 De este abrupto modo otoñal parece también vivir la política, la economía, y gran parte de la sociedad española desde hace algunos años:

Fijémonos en el P.P., pues parece vivir en un estado otoñal: lleva dos años esperando que los vientos y fríos económicos, y la crecida inseguridad ciudadana, haga caer no las hojas y los frutos socialistas, sino que finalicen por arrancar de raíz el árbol gubernamental socialista; Y es tan triste el espectáculo que ofrecen los populares, -tan remilgados aguantando el aire en sus pulmones, y sin soplar ni a una hoja, por mustia que este-, que cada día que pasa,  los vemos cual niños desamparados, sin mover un dedo en temas como el aborto, la educación, los valores, o ETA., etc., y todo ello hace pensar que el frío ha congelado no ya sus manos o sus pies –pues les tiembla el pulso, y tienen miedo hasta de asistir a la manifestación del 17/O a favor de la vida- sino hasta sus gargantas, pues han olvidado en sus manifestaciones publicas, defender entre otros a gran parte de sus futuros, y posibles votantes: a las victimas del terrorismo, a los católicos, pero fundamentalmente a los millones de pobres que esta dejando el zapaterismo.

Por su parte el PSOE ha decidido convertirse en un otoño perpetuo; sus hojas no paran de caer, y así, los ministros más inteligentes han comenzado a abandonar un barco que ciertamente intuyen se hundirá en medio del océano: “sálvese quien pueda”, gritan ya los mas perspicaces.

Si nos acercamos a los frutos del zapaterismo, contemplamos como se quedaron en unos brotes verdes que no ven ni mejores oftalmólogos nacionales, y no digamos los economistas extranjeros, que se burlan y con razón de medidas tan insolidarias como los 400 euros para los parados de larga duración, cuando millones de personas no tienen desde hace años ningún ingreso, y viven en la autentica miseria, y subsisten gracias a Caritas, u otras organizaciones similares; O las rachas de viento y aire que quiebran día a día miles de empresas, y como millones de trabajadores andan buscando no ya en que trabajar, sino como subsistir; Mientras tanto, vergonzosamente, el tronco y las raíces intenta resguardarse escondidos tras otros árboles, pensando que estos le taparan del frío y el viento, o buscan agarrarse a cualquier rama de cualquier otro árbol, pensando que cuando ese crezca, también las nuestras crecerán, y así Zapatero busca en la presidencia Europea, y en sus próximas conversaciones con Obama como cubrir sus vergüenzas.

Como resultado de todo ello, el frío político, económico y social, es cada día mas intenso en España, y todo se vuelve por momentos mas oscuro y triste, pues la sociedad española ha dejado de vivir en una estación incierta, y ha comenzado a configurarse en un estado de desesperanza, en un otoño perpetuo.

¿Pero este otoño político, social y económico que vivimos en España, será finalmente solo estacional?;¿será  algo pasajero?;s¿Se llegara a convertir en un estado de desesperanza perpetua, en una realidad permanente?

Muchos hoy comentan: “Que mal va España”; “Que pena el tiempo que nos ha tocado vivir”; Pero ni se nos ocurre pensar que nosotros pudiéramos ser corresponsables de ese otoño que vivimos; si, corresponsables de la desesperanza, colaboradores ingenuos del mal.

 Hoy muchos dicen: “Los malos son los políticos”;“¿que podemos hacer nosotros pobres hombres, para salir de este otoño triste y frío en el que vivimos?”.

 Tenemos mucho que hacer, todos tenemos que mostrar públicamente nuestro mas amplio rechazo a vivir en este perpetuo otoño partidista que nos quieren imponer, tanto unos como otros, y por ello es necesario salir a la calle, es necesario gritar hasta que nuestras voces suenen mas fuertes que los vientos ideológicos de este otoño de estado, y consigamos que por fin se nos oiga; y vivan con miedo, con mucho miedo a perder el poder, pues vean a una amplia mayoría de la sociedad dispuesta a luchar por tantas cosas que verdaderamente nos importan, y por las que estamos dispuestos a manifestarnos, dispuestos a luchar por la vida, por la familia, por las mujeres, por los niños, por los pobres, por la educación en libertad, por el derecho a la educación religiosa, por España, etc, y por tantas otras cosas que verdaderamente importan.

 Solo así atestiguaremos que no queremos vivir en este frío y mortal otoño de estado, solo así sabrán que no queremos ser participes de su mediocridad, de su vaciedad, de su permanente otoño; Queridos amigos, el primer paso para andar este camino será la manifestación del 17/O en Madrid.

 Ojala que en nuestras vidas no nos convirtamos en otra de las muchas hojas, que se llevaron para siempre algunos de los vientos de este otoño de estado; ojala que por omisión, no nos convirtamos en unos meros, e inconscientes cooperadores del mal.

Andrés Marín de Pedro.

Foto.- www.hyparion.com

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en aborto, actualidad, crisis economica, derecho a la vida, derechos humanos, educacion, españa, familia, gobierno, nacion española, Obama, partido popular, pobreza, politica, psoe, sociedad, sufrimiento, valores, vida, Zapatero y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s