Cifras y cuentos.

Cifras y cuentos.

 Las cifras y los porcentajes se sirven fríos, en ellos desaparece todo sentimiento, todo pensamiento, toda humanidad; Son simplemente números, y por tanto están muy desafectados de la vida real, o por lo menos serán siempre muy parciales, porque en ellos se acota en cifras lo es imposible de acotar, los conocimientos, las experiencias, el esfuerzo, el trabajo, e incluso la  propia vida.

 Este planteamiento inicial nace de una breve reflexión sobre una noticia leída en Cope, en la que se indica que en el “IES Mariano Baquero” de Murcia, de los veinticuatro alumnos que estudiaron física y química en primero de bachillerato, solo uno había aprobado la asignatura.

Pues bien, este uno de veinticuatro, puede llevarnos a las más diversas reflexiones:

Por ejemplo podemos pensar que el profesor no supo, no quiso, o no tenía las facultades para conseguir que estos jóvenes consiguieran involucrarse en el estudio de su asignatura.

También podríamos pensar que los alumnos actuales son unos estultos integrales, unos vagos, o que posiblemente la mayoría no asistía a las clases, incluso que la física y química no les llamaba la atención como para dedicarle un mínimo de tiempo de estudio.

También podríamos pensar que los sistemas de formación que utilizo el profesor, e incluso de los textos que siguieron, no están indicados para la mentalidad actual, o incluso que los apuntes que tomaron en clase no fueron lo suficientemente claros, o que el profesor no era bueno explicando, y todos quedaban boquiabiertos al oírlo.

Así mismo este uno entre veinticuatro, podría indicar si fuera varón el elegido, que las mujeres están menos dotadas para la física y la química, o viceversa; O también que los Murcianos no están interesados en la física y la química, o que el nivel exigido esta muy por encima de las posibilidades de los alumnos actuales.

Finalmente y para terminar esta retahíla de las mas diversas interpretaciones de un dato numérico podríamos concluir que solo un alumno había estudiado, que el profesor odia a los jóvenes, que si fue profesora, ese día le vino la regla, o que justamente cuando iba a puntuar los exámenes, le indicaron que había muerto su padre; Quizá incluso, lo hizo por venganza para que pagaran todos ellos, los malos ratos que le hicieron pasar durante el curso, o para fastidiar a la Dirección del Centro que le había comunicado que no le renovaría el contrato; Quizás para demostrar lo difícil que es su asignatura, y dárselas ante el resto de los maestros de su exigencia cultural; Quizás el aprobado fuera su novio, o novia, etc; Quizás incluso les dijo el primer día que no quería móviles en clase, y como todos los llevaron durante el curso, quiso vengarse de la falta de respeto de los alumnos; Quizás para terminar, los jóvenes alumnos atendieron mas a las clases que les daba la pequeña pantalla  por la noche, con una serie llamada “Física y química”, que a la propia asignatura.

Por todo esto, y por muchas posibles probabilidades mas, los números son solo para la matemáticas, para los cuadriculados, para los banqueros, y para las amas de casa en tiempos de crisis, porque a nosotros, a los humanos, los números nos han jugado muchas pasadas, y si no acuérdense cuando nos enfrentábamos a la raíz cuadrada del numero 7963542, del 98675412 y del 52,538 y cada una de estas preguntas valía dos puntos sobre diez.

Yo pensaba: Ya estoy suspenso, para que perder el tiempo, y entregaba mi examen; Pero me iba con el consuelo de que otros tantos compañeros más, pasarían una hora intentando resolver estos galimatías, y a pesar de eso, ellos también seria estigmatizados por los fríos números, y con la llegada del calor estival llevarían a casa otra retahíla de injustos, e invalorables números, que no reflejaban ni su esfuerzo, ni su capacidad, ni sus valores, ni su educación, ni su futuro, es mas, ni tan siquiera su nivel cultural.

En fin, con la intención de ayudar a estos jóvenes de Murcia les contare una treta muy de moda, pues yo unas semanas antes de llevar las notas a casa preparaba la función, y decía a mis padres, hermanos y demás familia, que posiblemente me quedarían tres, sabiendo que solo suspendería las susodichas matemáticas, y al recibir las notas llegaba ese día a casa muy contento y decía: “Solo una de nueve, solo me ha quedado una”,  o  “Papa, las matemáticas solo las han aprobado un diez por ciento de mi clase”, y así, al igual que el gobierno socialista en estos días con las cifras del paro, jugaba con los números como ellos juegan con nosotros, los pobres parados españoles: “Eran treinta mil parados menos en Junio”, y dos días después “son cincuenta y cinco mil”; Que gran victoria del gobierno socialista”.

Como ven la historia siempre se repite, pues el gobierno socialista sigue con las cifras, y con los cuentos.

Andrés Marín de Pedro.

Foto tomada de http://manualburquerque.com/

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en actualidad, campaña, ciencia, crisis economica, economia, educacion, estudio, gobierno, hijo, inem, información, manipulacion, medios de comunicación, mentira, moda, murcia, noticias, paro, politicos, psoe, valores, verdad, Zapatero y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s