“El Mundo” promueve la prostitución, y pretende dar lecciones a los cristianos.

“El Mundo” promueve la prostitución, y pretende dar lecciones a los cristianos.

 

Pedro J. Ramírez demuestra cada día más su ramalazo masónico; La ultima de su diario “El Mundo” ha sido un atropello sin vacilaciones, sin conocimiento, y sin un mínimo de tolerancia contra uno de los movimientos que mayores frutos benéficos está dando en la actualidad, no solo a la iglesia, sino fundamentalmente a la sociedad; Me refiero a “El Camino Neocatecumenal”.

 

Hoy en día, gracias al Camino Neocatecumenal, hay varias decenas de seminarios por todo el mundo que permiten la evangelización de zonas descristianizadas y deprimidas, contribuyendo muy favorablemente al desarrollo de los países del tercer mundo;  También miles de monjas entregadas a la ayuda a los necesitados, familias viviendo en medio de los pobres y en los lugares más remotos del mundo, etc.…..

 

 Entonces, ¿quién es este Pedro J. Ramírez que tiene en su periódico cientos de anuncios de prostitución, para criticar a los integrantes de un movimiento cristiano?; ¿Es que el ser masón le da derecho a juzgar a los demás injustamente?; ¿Una persona que paga para que se prostituyan unas chicas, merece más respeto que unos padres trabajadores con diez hijos?; ¿O más que un homosexual que logro salir de ese armario donde quizá la historia, o el periódico “El Mundo” con sus perversos anuncios le metió?..

La respuesta es no; Este Señor y su impresentable periódico no son dignos ni por sus obras, ni por sus escritos, de juzgar ni el pensamiento, ni el modo de actuar, y menos aun las intenciones de ninguna persona y menos de los integrantes del Camino, y además sin conocimiento de causa, ni un mínimo de la tan manoseada en su periódico, tolerancia democrática.

 

Pero acerquémonos a la realidad: “El Mundo” basándose en algunos textos salteados e inconexos del último libro de la periodista Virginia Drake, -la cual paso algún tiempo en una comunidad, y sin ninguna otra información contrastada que la de ese libro, es decir con la versión única de una persona-, se atreve a montan un articulo tildando falsamente entre otras a los integrantes del camino de reaccionarios, de organizarse militarmente contra el aborto y la reproducción asistida, de homófonos intolerantes, y hasta de estúpidos.

 

Para colmo de inconsistencia, utiliza experiencias personales como globales, puntos de vista particulares como directrices oficiales, una actitud puntual o una opinión, como el Credo; Por ejemplo, la circunstancia de que varias personas hayan dejado la homosexualidad como si ese abandono fuera un mal, además lo hace de un modo más que intolerante y despreciativo hacia la vida y experiencias de estas personas, que podrían en su caso acusarlo incluso de difamación, etc.

 

Y lo cierto y verdad es que a todo esto nos tenian acostumbrados otros diarios sin rigor ni valores, ni tampoco ética, como por ejemplo el diario El País, pero lo demencial y vergonzoso, es que a pesar de tanta critica por su parte hacia medios como éste, cada día su periódico abandona la veracidad y contrastada  información, y por tanto se asemeja más a aquellos que critica, obligando a que muchos de sus lectores, dejemos de comprarlo.

 

Llega hasta tal punto su desenfreno informativo, que un matrimonio cuyo marido ha sido corregido y amado por su mujer, y por la comunidad a la que parece ser que pertenecen, después de múltiples correcciones y ayudas, ha comenzado a abandonar antiguos los malos tratos hacia su mujer, y esto lo trata como algo indeseable e intolerable, cuando en realidad si esto es así, ésta debería ser la terapia, la receta que deberían aplicar a todos los mal tratadores, para conseguir de una vez por todas que estos abandonen este despreciable vicio; En cambio el diario los trata de homófobos, y afirma que están a favor del maltrato. ¡Qué injusticia!.

Pero lo peor de todo es el juicio sobre las conversaciones, pues los cristianos sabemos que el perdón al otro, el respeto a su intimidad,  la libertad de creencias, es fundamental en temas como el matrimonio, o en temas de amor y sexualidad; Sin embargo este articulo levanta una serie de juicios, afirmaciones y difamaciones indignas de un periódico que se precie.

 

Imaginen que ahora les preguntara yo:

¿Cuál consideran ustedes mayor maltrato?: ¿El que un marido de un guantazo a una mujer en un momento de arrebato, o que el Director de un periódico conscientemente, y a sangre fría promueva que miles de chicas se prostituyan para conseguir pingues beneficios económicos?; ¿Qué les parecería que se vejara a cualquier chica, porque si estas no consienten en satisfacer las pretensiones de un hombre, la mafia o el chulo de turno, las apaleara o matara?. Pues estas dos últimas realidades son apoyadas y fomentadas por Pedro J. Ramírez y por su periódico, dando cobertura a los anuncios sobre la prostitución; Y para colmo de inmoralidad se atreven a denunciar a unos pobres cristianos cuando prestan su periódico a tan infame actividad, y además cobrando por la sangre y el sufrimiento de esas pobres y explotadas chicas.

 

¿Quién es más homófobo?; ¿Quien es más intolerante?.

 

 Sinceramente usted y su periódico Sr. Ramírez, y aunque ustedes, los masones,  -como su difamatorio articulo demuestra-, no son ni razonables, ni toleran las indicaciones de la Sagrada Biblia, me voy a permitir hoy recomendarles aquel versículo en el que Nuestro Señor Jesucristo dice: “Saca primero la viga de tu ojo, para poder ver la astilla de tu vecino”.

 

Pues ya sabe Sr. Ramírez por donde debe comenzar usted y su inmoral periódico a corregirse, antes por supuesto, de dar clases a los cristianos acerca de su intolerante moral masónica.

 

Andrés Marín de Pedro.

 Fotografía tomada de www.elconfidencial.es.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en camino, Camino Neocatecumenal, catolicos, conciencia, cristianismo, cultura, derechos humanos, divorcio, educacion, El Mundo, El País, feminismo, homofobo, homosexuales, homosexualidad, ideologia de genero, iglesia, imposicion, información, injusticia, justicia, libertad sexual, masoneria, mentira, mujer, pornografia, prostitución, separación, sexo, verdad, violencia domestica y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s