Legal sí, pero injusta, acientífica, inmoral e irracional.

Legal sí, pero injusta, acientífica, inmoral e irracional.

 Resulta cuanto menos sarcástico comprobar el pobre nivel cultural de todos los miembros de los ejecutivos que ha presidido el Sr. Zapatero; Es más, hoy cuando el propio presidente afirmaba que el ultimo cambio ministerial se debió al intento de “dar un cambio de ritmo a la lucha contra la crisis económica y el paro”, deberían haberse levantado en el hemiciclo todos los miembros del principal partido de la oposición, y bailar el mambo, para darle también otro cambio de ritmo a la oposición; De vergüenza.

Pero lo más grave no es la ineptitud del presidente, sino que puedan existir ministros de la talla de la Ministra de Igualdad, la Sra. Bibiana Aído que afirmó entre otros dislates que la sociedad Española está de acuerdo con la futura nueva ley del aborto libre, y pide el respeto de los creyentes a la ley.

 Así mismo afirmo que: “Si acordamos que la religión es una cosa y la ciencia otra, que las creencias pertenecen al ámbito individual y privado y que debemos legislar para el conjunto de lo público, al menos podremos respetarnos mutuamente, aunque siga separándonos una enorme distancia en nuestros planteamientos”.

Vayamos por partes:

En primer lugar para información y formación de la Sra. Ministra, no necesitamos explicaciones sobre las diferencias entre religión y ciencia, que todavía, y a pesar de la LOGSE, todos entendemos; Lo que no entiende ella, es que es la ciencia la que dice que no existe un momento tal en el que un feto deje de ser células, y pase a ser persona, sino que en todo el proceso existe una continuidad, imposible de romper sin matar un ser humano; Para que lo entienda, aquí no hablamos de potencia y acto, sino de acto y acto, porque un feto de 10 días es un ser humano de 10 días.

¿Lo ha entendido usted, o se lo dejamos para septiembre?.

En segundo lugar, las creencias pertenecen no solo al ámbito individual, sino bien al contrario fundamentalmente al ámbito público, a la idiosincrasia cultural de los pueblos, son realidades inherentes a la sociedad, que aparecen en todos los contextos en los que esta se manifiesta, pero le pondré algunos ejemplos para niños de cinco años que espero que comprenda:

 ¿La navidad es un hecho público o privado?; ¿La semana santa es un acto público o debería celebrarse solo en casa?; ¿La festividad de la virgen del Pilar es un hecho privado?; Pues si lo ha entendido deje de decir estulticias propias de primero de EGB.

En tercer lugar: “que deben legislar para el conjunto de lo público”. Ustedes no legislan para el conjunto, sino para el subconjunto, para un ínfimo subconjunto de mercaderes de carne humana, y para otro subconjunto de engañadas y abandonadas madres a las que no ofrecen ninguna otra salida, solo para esos dos subconjuntos.

Y si hace usted referencia a lo público, yo soy público y para mí no legislan, ¿qué es lo público?; Su periódico, los sindicatos; ¿O qué?; Porque existen muchos socialistas que no conciben cómo es posible que una niña de 16 años pueda matar a su hijo sin la autorización de sus padres, y que en cambio tenga que presentar en el colegio las notas firmadas por estos. ¿Cómo me explica en esto lo público y lo privado?. No tiene explicación ni pública ni privada, ni ustedes vergüenza.

Finalmente, “debemos respetarnos mutuamente”: Como puedo respetar a una ministra que no sabe ni lo que es pecado, ni lo que es ciencia, ni lo que es legalidad, ni lo que es justicia; Pero hare un último esfuerzo y se lo explicare:

La justicia es la virtud que se inclina a dar a cada uno lo que le pertenece, o lo que le corresponde, y nunca puede corresponder a un feto que no ha hecho ningún mal a nadie como dadiva o pertenencia la muerte; Por lo que su ley es injusta.

 La ciencia es el conocimiento ordenado y, generalmente experimentado, de las cosas, y ese conocimiento dice que no existe un punto en el cual una persona deja de serlo para convertirse en una piedra, o en un gusano, sino todo lo contrario. Por lo que su ley es acientífica.

 La religión es el conjunto de creencias y prácticas relativas a Dios que siguen una parte de la sociedad, y esas creencia y practicas hablan de ayudar, y no de matar. Por tanto su ley es inmoral e irreligiosa.

Y finalmente la legalidad es la cualidad de lo que es conforme a la ley o está contenido en ella, ósea que aun cuando la legalidad admitía en el siglo XX, matar judíos, o exterminar rusos irredentos, -conforme a la legislación Hitleriana o Leninista-, porque estaba contenido en sus leyes, lo legal no equivalía a lo justo, ni a lo razonable, ni a lo bueno, ni tampoco a lo científico.

Por tanto efectivamente “sigue distanciándonos una enorme distancia en los planteamientos”, porque su ley del aborto libre podrá ser legal si ustedes se empecinan en aprobarla, pero será injusta, será irracional, será acientífica, será inmoral, y por tanto no puede ser buena para el bien común de nuestra sociedad.

 Andrés Marín de Pedro.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en aborto, alemania, amor, asesinato, Bibiana Aido, bien comun, ciencia, conciencia, cristianismo, derecho a la vida, derechos humanos, educacion, familia. vida, feto, gobierno, hijo, Hitler, iglesia, injusticia, legalidad, leyes injustas, muerte, mujer, nazi. judio, niños, politicos, razón, Semana Santa, sociedad, valores, verdad, Zapatero y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s