La última esperanza para salvar la economía.

La moral es la última esperanza para salvar la economía.

En estos últimos días estamos asistiendo al desmoronamiento de los pilares económicos de nuestra sociedad; Y esto a pesar de su gravedad, no lo es tanto si lo comparamos con la problemática que nos supone el ser conscientes, de que realmente no sabemos con exactitud el por qué sucede esta crisis, y además el por qué sucede de forma tan inesperada; Pero sobre todo, nos oprime mas porque no sabemos que podemos hacer, no sabemos cómo hacerle frente, ni tampoco como podemos ayudar para que esta sociedad desmoralizada recobre su aliento y su ilusión.

Para empezar hay que hacer notar que toda crisis nace de una inmoralidad, de un mal, de un perverso uso de los bienes, ya sea mediante el engaño, el robo, la ocultación, la mentira, etc.; Y esto no es un cuento: Se ha engañado generalizadamente a bancos vendiéndoles activos basura, se ha engañado a inversores vendiéndoles estos activos, se ha ocultado la verdad a los gestores económicos, y se ha mentido de modo generalizado dando a entender que esta crisis era algo pasajero, etc., etc.,etc..

Como consecuencia de ello, todas las bases económicas mundiales están en jaque, pues nadie sabe con seguridad si los miles de papeles almacenados en los bancos, y entidades de crédito y ahorro, y que representan casi la totalidad de sus inversiones, no son más que unos pedazos de papel incobrable; Por tanto ¿Cuál es el agujero negro de un banco?.

Ni el mismo lo sabe, porque para ello debería intentar hacer efectivo todo el papel que inunda su caja fuerte, y que no será realizable hasta dentro de tres meses, seis meses, un año, tres años, cinco años, diez años o veinte años; Con lo cual ningún banco sabe hasta dónde llega su ruina real.

 Esta historia se repite cada día a lo largo y ancho del mundo, pues por ejemplo un promotor ha conseguido financiación bancaria y tiene unos pagares entregados por el banco para pagar al constructor de 100 viviendas, el cual los utilizara para pagar a los cincuenta empleados que cogerán esos pagares y los utilizaran para pagar entre otras cosas la hipoteca de sus casa, ¿pero y si el activo que compro el banco con dinero y que vence en quince días es solo basura incobrable fruto de algún estafador, y por tanto no tiene para pagar al promotor?;¿ Que ocurrirá?; Pues que impagara al constructor, que a su vez impagara a sus empleados, que volverán a impagar sus hipotecas al banco, haciendo que este vuelva a no poder pagar a otros inversores, etc., etc., etc..

Por ello la crisis no es más que una cadena de inmoralidades que realizadas en un principio por un embaucador o embaucadores han robado, engañado, ocultado y mentido, produciendo una cadena de estafas, ocultaciones, mentiras y robos; Y tal ha sido la cantidad de estos, que todas las entidades crediticias, y todas las empresas y personas físicas, andan asustadas por las consecuencias que les puede traer caer en manos de alguna empresa que haya sido alcanzada por alguna de estas cadenas de estafas que día a día y mes a mes van dando la cara.

 ¿Cuál es la solución?.

En momentos de crisis la moral es la única y ultima salvación; Crear grupos empresariales limpios y estables que trabajen juntos suministrándose bienes y servicios, y solo entre ellos, sin incluir a nadie que no demuestre una inexcusable claridad económica, y que de este modo todos los asociados impidan que ninguna otra empresa o empresas, pueda afectarles, dado que ninguna de ellas tendrá trato económico con los estafadores, ni con los posibles estafados.

 Todo lo anterior demuestra que solo con la confianza y la verdad se puede hacer frente a una crisis económica que nace de la desconfianza y de la mentira;

Porque hasta en economía, le pese a quien le pese, la moral tiene mucho que decir para la solución de todos los problemas; Es más, la moral es también la última esperanza para salvar a la economía.

Andrés Marín de Pedro.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en asociación, crisis economica, dinero, economia, esperanza, injusticia, mentira, moral, negociar, pobreza, precios, sociedad, valores y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s