El límite del mal.

 

El límite del mal.

Recuerdo que allá por 2007 -en pleno exhibicionismo y apogeo socialista,-como el Sr. Zapatero afirmaba, sin mostrar ni tan siquiera un tic que lo delatara, que él había conseguido una nueva España: La España serena; Y que esta nueva España era el resultado de las conquistas logradas por su gobierno.

Al recordar hoy estas palabras no cabe sino ser testigos de cómo un gobierno, en poco más de cinco años. ha llevado a España a la peor situación conocida desde el principio de la democracia; Para constatar esta afirmación. no solo podemos poner nuestra atención en las interminables filas de los parados -que amenazan no solo con cruzar manzanas, sino que las serpientes humanas que producen, son mayores que las de  un partido de liga entre el Madrid y el Barca, e incluso que una final de la Copa de Europa en la que jugara un equipo español,- sino por haber instaurado en España el relativismo como ingrediente social de la nueva cultura imperante, que hace que hoy, los españoles no puedan discernir entre el bien y el mal, entre lo correcto y lo incorrecto, entre la verdad y la mentira.

Es este relativismo, el que lleva a la sociedad a no saber valorar hechos como la imposición de la asignatura de la Epc, en la que se somete a la jurisdicción del gobierno de turno, o del profesor correspondiente, la formación moral y en valores de nuestros hijos, y esto porque si preguntamos a cualquiera de los padres, o profesores, nos responden hablando de que esos temas son  muy relativos.

Entre otras realidades que aparecen como hechos de interpretación relativa por la sociedad podemos citar entre otros: la consideración de la unión homosexual como matrimonio, y la adopción de niños por parte de estos, la famosa ley de la memoria histórica, la negociación con ETA, los estatutos de autonomía, la ley del divorcio exprés, el canon digital, la leyes de violencia de género, etc.; Y son relativos no ya desde el punto de vista  ético y moral, que ciertamente ha sido desbordado en todos ellos, sino porque han sido aprobados en contra del partido de la oposición, es decir sin conseso social,  y en contra al menos de más de diez millones de personas, que ven en estos desarrollos legislativos imposición, e injusticia.

Finalmente, parece ser que este gobierno ha cruzado el Rubicón, y que los límites de la sociedad han sido no solo superados, sino hasta retorcidos, y la intención de llevar a término la ley del aborto libre, ha despertado a una mayoría de españoles, que hasta ahora habían consentido, o por lo menos tolerado, los desmanes relativistas del gobierno de  Sr. Zapatero.

Llegados a este momento las posibilidades son claras, o el gobierno retoca parcialmente el documento presentado, o se retira totalmente, o el riesgo de un levantamiento popular podría incluso llevar a la caída del gobierno, y poner término a esa ensoñación del Sr. Zapatero, que se relamía al contemplar a esa España serena y adormilada que sus nefastas políticas habían conseguido.

Por lo anteriormente citado, le aconsejo al Sr. Zapatero, y a su tetrapléjico gobierno, que frente a esta nueva situación, reflexionen sobre aquella cita bíblica que afirmaba: “Que si con diez mil no puedes salir al paso del que viene contra ti con veinte mil, mejor le envías una embajada de paz antes de que sea demasiado tarde, y pongas en juego el perder todo lo conseguido”.

Y esto por la sencilla razón de que el relativismo tiene incluso un límite cuando estudiamos cualquier sociedad, incluso cuando esta ha sido fuertemente adoctrinada –nazismo, comunismo, etc-.; Y este límite ha sido superado, ha sido quebrado cuando desde el gobierno se propone matar a los fetos poniendo fecha a su humanidad; Porque han afirmado que hasta tal día no se mata un ser humano, solo posteriormente se realiza una ejecución; Cuando la realidad que sabe y comprende cualquier persona, de cualquier rango cultural, social, y ético, es que la muerte de un ser humano en cualquiera de sus etapas es sin discusión, el intolerable límite de mal.

Andrés Marín de Pedro.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en aborto, adoctrinamiento, asesinato, divorcio, epc, españa, eta, feminismo, genero, gobierno, homosexuales, ideologia de genero, injusticia, leyes injustas, muerte, politica, psoe, radical, sociedad, Zapatero y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s