El Plan Zeta y las odiosas comparaciones.

 

Foto de la batalla de Pearl Harbour.

Foto de la batalla de Pearl Harbour.

 

El Plan Zeta y las odiosas comparaciones. 

Si hay una batalla que ha cruzado las fronteras del mundo llegando a ser probablemente  la más conocida, la más narrada, y la mas filmada de la historia contemporánea,  esa es sin duda la batalla de Pearl Harbour; Pero lo que ya no es tan conocido para la mayoría de la sociedad española, es que el  1 de agosto de 1941, los EE.UU. impusieron un embargo de petróleo a Japón; Esto significaba tanto como asfixiar económicamente a esta nación que recibía de Norteamérica el 80 por 100 de su combustible, impidiendo de este modo no su desarrollo económico por el pacifico, -fuente indispensable de su economía-, sino incluso la supervivencia de millones de japoneses, que se verían abocados a una crisis económica terrible; Mientras tanto,  los americanos no dejaban de extender sus redes comerciales en la misma zona de influencia en la que Japon la habia ejercido durante muchos años.

El alto mando japonés pensó que el único medio de neutralizar a su gran rival económico era tomar la iniciativa y asestarle un golpe definitivo e inesperado. Esta era la esencia del tristemente desconocido para los españoles, «Plan Zeta». 

El 14 de noviembre, y en medio del mayor secreto, la flota de Japonesa dirigida por Nagumo se concentró en la bahía de Hitokappu, en las islas Kuriles, y el 26 salió a la mar siguiendo una línea lo más lejana posible de todo el tráfico comercial, corriendo prácticamente a lo largo del paralelo 40º Norte, hasta casi la altura de las Islas Hawai, para recalar sobre éstas islas navegando siempre hacia el Sur. 

Lo más curioso es que casi nadie se percato de esta grandiosa y lenta maniobra de guerra, y si algunos los avistaron, o no le dieron la importancia que merecía, o los que recibieron la información, no la valoraron, ni la interpretaron como hubiera sido menester para impedir el ataque.

 

Por otra parte,  tampoco los servicios secretos norteamericanos habían funcionaron como se esperaba, interceptado  como mínimo la información  sobre los movimientos  a través de las comunicaciones de la flota, y finalmente tampoco consiguieron información referente al contenido de un documento que por parte del embajador de Japón en E.E.U.U. sería entregado en la mañana del día 7.

 

Cualquier analista podría suponer que se trataría de la esperada declaración de guerra, pero nadie lo intuyo; No obstante, Nagumo  el  Comandante en Jefe de la flota, fue informado por radio de que, según todos los indicios, no se había dado la alarma en Pearl Harbour. La fecha exacta del ataque se fijó para el 7 de diciembre de 1941, pues un domingo sería el momento idóneo para coger desprevenidos a los norteamericanos, y así pudo tener lugar la mayor catástrofe militar de los Estados Unidos de América: En la dársena de Pearl Harbour habían quedado semi-hundidos los restos humeantes de 18 buques. La perdida de estas unidades inclinaba decisivamente la balanza del poderío naval en el Pacifico a favor de Japón. 

El presidente Roosevelt tardo poco tiempo en cesar al almirante Edward Kimmel. El 21 de diciembre fue nombrado para relevarle el almirante Chester Nimitz.

 

 

En estos últimos dos años, España ha pasado de ser una de la potencias económicas más vivas y atractivas de la economía mundial, a sufrir un estancamiento, sino recesión como ningún otro país de nuestro entorno; Las causas sin lugar a dudas son diversas, pero de lo que nadie puede dudar es de que existían signos más que contundentes para preveer lo que se acercaba: 

Si bien es cierto que cualquier analista que mirara la situación del sector de la construcción en estos últimos años, podía ver con claridad que la deriva del sector no podía ser otra que la del estancamiento en el mejor de los casos, o de la quiebra en cualquier otro; Esto, debido al disparatado número de viviendas construidas en relación con la posibilidad del mercado de poder absolverlas  y además durante varios años consecutivos.

 

 Lo más curioso es que casi nadie se percato de esta grandiosa y lenta maniobra, y si algunos la avistaron, o no le dieron la importancia merecida, o los que recibieron la información no la valoraron, ni la interpretaron como hubiera sido menester para evitar la crisis actual.

 

Por otra parte los economistas del gobierno y el ministro a su cabeza no funcionaron como se esperaba, interceptando como mínimo la información que sobre los movimientos económicos internacionales, ya avisaban de que las economías comenzaban a entrar en un periodo de crisis; Incluso tampoco valoraron los contenidos de varios analistas internacionales que hicieron notar que los primeros números rojos en la economía americana, madre de todos los movimientos económicos a nivel mundial, tendría consecuencias no solo a este lado del Atlántico, sino fundamentalmente en la economía española, mucho más débil y dependiente del capital extranjero.

 

Cualquier analista por poco avezado que fuese, podría entrever en la situación de la economía americana, signos inequívocos de lo que se acercaba, pero lo que ocurrió es que cualquiera que se atreviera a decir la mas mínima noticia referente al tema fue dilapidado  y tachado de anti-patriota, tanto por el gobierno, como por los medios de comunicación afines; No obstante nuestro país entero con el ministro del economía  el Sr. Solbes, y el presidente del gobierno el Sr. Zapatero a la cabeza, fueron avisados  por si no se habían enterado de lo que ocurría, por parte del Sr. Pizarro, y además en público y en reiteradas ocasiones. 

El comienzo de la crisis tuvo lugar mientras nuestro presidente el Sr. Zapatero antes de irse de vacaciones nos invitaba a consumir, y seguidamente festejaba el haber rebasado a  la economía Italiana, el haber entrado en la Champion League  de las economías mundiales y mientras pregonaba que nos dirigíamos hacia el pleno empleo, de tal modo que tanta impericia permitió no solo coger desprevenidos a todos los trabajadores que se habían hipotecado para conseguir un piso nuevo vistas las estupendas expectativas, sino también a las altas instancias económicas del país, a la mayoría de los empresarios y de los bancos, así como a todos los grandes grupos comerciales. 

Como consecuencia de este despropósito  gubernamental, y de la falta de previsión económica del Ministro de Economía el Sr. Pedro Solbes, los españoles estamos hoy sucumbiendo a la mayor catástrofe económica conocida en España, con cifras de parados que superan los 3.125.000, sin contar más de 200.000 que se encuentran realizando cursos de formación, y una destrucción del tejido económico sin parangón en la historia de España. 

El Presidente del Gobierno, el Sr. Rodríguez  Zapatero después de más de un año de crisis económica, y de demostrar una grave esclerosis múltiple a la hora de tomar decisiones en temas económicos, cuya consecuencia será que la crisis en España se alargara durante varios años, sigue sin tomar la decisión imprescindible de relevar al Sr. Pedro Solbes como Ministro de Economía y dar el cargo a alguna persona que pueda dar cuanto menos esperanza a los españoles.

 

Andrés Marín de Pedro.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en bien comun, crisis economica, economia, Estados Unidos, guerra, información, Japon, paro, Pearl Harbour, Pedro Solves, pobreza, politica, precios, prensa, psoe, socialismo, Usa, Zapatero y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s