El viejo museo de la educación.

 Pintura de William Blake.

Pintura de William Blake.

El viejo museo de la educación.

Las altas esferas políticas, sociales, culturales, o deportivas de cualquier nación democrática, han sido a lo largo de la historia un espacio de convivencia donde múltiples individuos de alto nivel político, humano, cultural, incluso eruditos, o personas de contrastado valor deportivo, se han instalado para desarrollar al máximo sus potenciales en favor de la sociedad a la que representan; Este encumbramiento no es solo resultado o premio a sus capacidades de gobierno, científicas, etc., o a sus trayectorias, sino también y fundamentalmente lo han sido gracias a sus inusuales y contrastados valores cívicos y humanos; Sin estos últimos, todos los anteriores no pasarían de simples anécdotas, ya que podrían ser utilizados en este caso por personas sin conciencia, e incluso inicuas, en perjuicio de la sociedad, llegando incluso a destruir a los propios miembros de la sociedad, o como mínimo harían de ella una sociedad frívola o deshumanizada.

Ciertamente, junto a ellos, también a lo largo de la historia se han introducido en las altas esferas una serie de buscones, picaruelos y gentes de toda condición, ya mediante sobornos, apaños e incluso elegidas democráticamente, etc…, que han convertido las altas instancias de muchos países en un verdadero circo ambulante, al que antes o después, la sociedad – incluso con befa -, ha señalado como indignos de haber sido encumbrados en dicha posición.

España pasa en los últimos años por una profunda crisis de valores; Hoy todo orden, todo valor, toda ética o religión, está en entredicho; Es como dijo el actual presidente del gobierno, todo es “discutido y discutible”; Y las altas esferas españolas no son sin lugar a dudas un lugar ejemplar donde contemplar a las instancias más preparadas del país, ni tan siquiera las mas modélicas, y tampoco a las mas honradas; Esto en sí mismo es un gran déficit, y más en tiempos de crisis donde los mejores deberían estar a cargo de las más importantes instancias de cualquier país, pero no me referiré a ese tema, sino a la educación, como uno de los principales activos de nuestra sociedad, para el hombre del futuro: ¿Como podemos poner a estas inicuas e indecentes instancias como un ejemplo social?, o quizás mejor: ¿Como educar a nuestros hijos?.

Imaginaba yo a unos padres de familia que quisieran imbuir a sus hijos de un espíritu de superación y honradez, de trabajo y estudio, y que les dijeran:

 1ª.-Es importante hijos hablar con corrección, hay que estudiar, leer mucho y prepararse, no solo por vosotros, sino para ayudar a la sociedad, a todos los que nos rodean.

2ª.-Hijos, es vital la honradez en la vida, no se puede andar engañando o robando, no por las consecuencias, sino porque damos un ejemplo para los que nos rodean.

3ª.- Es necesario respetarse hijos, y hay cosas personales e intimidades que no se pueden, ni se deben vender, porque no todo en la vida tiene un precio.

4ª.- Es importante en la vida no solo situarse contra los dictadores y las dictaduras, sino también demostrarlo si hiciera falta públicamente.

A continuación, cualquiera de nuestros hijos, con un periódico de hoy en la mano, nos enseñaría las siguientes noticias:

 Decíais que es importante hablar bien, y tener cultura y dicción, pues mira a nuestros gobernantes y así vergonzosamente mudos y atónitos, contemplaríamos como la Sra. Magdalena Álvarez, o a Sr. Moratinos son incapaces de vocalizar tres palabras seguidas con sentido y son dos importantes ministros del gobierno de España.

Les dirían también sus hijos: Vosotros venga a hablar de mucha honradez, pero aquí todos se dedican a hacer trampas, mirad al Presidente de la mayor instancia deportiva española, el Real Madrid, robando una asamblea, y me decís que no robe.

Además, ¿cómo que hay cosas que no se venden? .Mirad la Sra. Soraya Sáez, la portavoz del P.P., que con tal de salir en los medios y darse un poco de publicidad, se deja fotografiar de semejante modo y sale en todos los telediarios; ¿para darnos ejemplo, no?

Finalmente papas, dejaros de políticas: ¿ni tan siquiera el gobierno español se posiciona contra la dictadura de Cuba, y defiende a los políticos españoles frente a estas dictaduras, y eso que cuenta con varios millones de exiliados y decenas de miles de encarcelados y muertos?; Y nos decís a nosotros que nos posicionemos contra las dictaduras sean del tipo que sean; No nos hagáis reír.

Y cualquiera de nosotros, los padres, con la cabeza agachada, solo podríamos decirles: Tenéis razón, en las altas instancias sociales, políticas, culturales y deportivas, se ha instalado la frivolidad, el compadreo, la deshumanización y finalmente la desvergüenza.

Es por tanto necesaria una regeneración profunda que nazca de una educación en valores, que sean seguidos irremediablemente como mínimo por todas las altas instancias del país, pues España se ha convertido en un museo, un viejo museo de bellas pero antiguas y mal cuidadas obras de arte, no solo a nivel de la cultural, sino fundamentalmente en el museo de los valores, ya que se han perdido entre oscuridades y las telarañas, y sin ellos, toda la política, la ciencia, la inteligencia, la cultura, y el deporte no son más que aquel museo de pueblo, que a pesar de contener antiguas y hermosas obras de arte, llevaba tantos años sin renovarse, sin adquirir ninguna nueva pieza digna, que ya nadie, ni los habitantes, y menos aun los foráneos, pasaban a visitarlo y finalmente el portero, falleció y todo el quedo sumido en la oscuridad y en el olvido.

Quizás la realidad sea aun peor, quizás hoy, no solo ya nadie recuerda las magnificas obras que contenía aquel museo, quizás tampoco nadie en el pueblo recuerde a sus autores, a los grandes hombres y mujeres que las hicieron. 

Andrés Marín de Pedro.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en educacion, valores y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El viejo museo de la educación.

  1. María dijo:

    Esa pintura no es de william blake, que es de Heinrich Fuseli, romanticismo español y se llama la pesadilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s