Una sociedad de tibios y mediocres, una sociedad sin futuro.

Anuncios colocados en Asturias.

Anuncios colocados en Asturias.

 

 

 

 Han pasado muchos años desde que yo  siendo un niño disfrutaba en el cine y luego a través de un recién nacido aparato llamado televisión de las grandes superproducciones  americanas; Todas ellas guardaban un hilo conductor, trataban de personas sobresalientes que nos servían de modelo,  y de ideal en nuestras vidas.

 El hilo conductor de todas estas superproducciones trataba de narrar los acontecimientos sucedidos a una o varias personas que habían actuado de modo heroico y de este modo idolatrar y ensalzar a hombres reales de carne y hueso que habían realizado hazañas y conseguido metas tan altas que todos nosotros pequeños y débiles mortales, tanto niños como adultos,  admirábamos y deseábamos poder algún día poder realizar; Recuerdo a Moisés en los Diez Mandamientos, a Juana de Arco,  a nuestro Cid campeador, al general Caster con su séptimo de caballería, etc.….Todos ellos, hombres y mujeres arriesgados, valerosos, honorables, intrépidos, audaces,  adelantados a sus épocas, sin doblez, caballerosos, disciplinados, humildes, honrados, trabajadores, insobornables, fieles, bondadosos, con una innegable capacidad para el sufrimiento, etc.

 

Al mirar sin acritud al presente siento nostalgia de aquellos tiempos, donde una palabra dada valía mas que mil papeles firmados ante notario, donde un si era siempre si hasta la muerte y donde un no era aunque en ello fuera nuestra vida o nuestros bienes, donde un amigo valía mas que diez millones y la familia era familia, donde todos ayudaban a todos y antes era el otro que yo mismo; Ciertamente eran otros tiempos, otra cultura, otro modo de vivir y de morir con dignidad, y  que hoy llamamos estulticia, pero  donde un mentiroso, un ladrón , un adultero, no tenían cabida en la sociedad y donde todos sabíamos que era el bien y donde estaba la injusticia.

 

Hoy en día, 40 años después todo ha cambiado de un modo que nadie de nosotros en aquella época  podría imaginar y baste para ello mirar a los héroes de esta nueva sociedad, los admirados y envidiados por todos son sin lugar a dudas los famosos de las televisiones  y revistas y que lo son por sus desmanes, por ser mentirosos, por ser adúlteros, por ser picaros, porque  se han hecho ricos estafando a los demás, son envidiados por tener dinero, por permitirse prostitutas que los sacien, por su vida desalmada, por no tener que trabajar para vivir, son famosos y envidiados los que se han metido a políticos para vivir del cuento,  en definitiva, los mas mediocres de nuestra sociedad, esos son nuestros modelos y peor aún lo son de nuestros hijos.

 

 Solo mediante esta nueva estructura mental es entendible que exista una sociedad donde se premia lo insulso, lo mediocre y lo perverso y se persigue lo admirable y no se premia lo valiente y generoso, sino que se le tacha de estúpido y un ejemplo baste: la nueva ley sobre el aborto , donde lo que se aplaude y defiende será injusticia de matar a un ser indefenso, la cobardía de la madre al matarlo y se cubrirá a los mediocres médicos y clínicas que lo practican y por el contrario esta sociedad  tacha de coneja estúpida e inculta a la valiente y generosa madre que se queda embarazada de su tercer hijo y de inmoral y desalmado al marido por haberla dejado embarazada.

 

Ciertamente qué necesidad tiene esta nuestra sociedad española de abandonar la mediocridad, de que un grupo de valientes hombres y mujeres levanten de nuevo la voz de los valores, de la honradez, de la valentía, del trabajo y de la dignidad, porque una nueva sociedad es posible y los hombres y mujeres del futuro nos pedirán algún día cuentas de todas nuestras cobardías; Demos un paso y  recordando aquellos hombres y mujeres que arriesgaron y perdieron su vida por sus valores, impidamos que gobiernos mediocres como el actual, puedan promover mas leyes injustas y cobardes  que hagan de nuestra sociedad un solar donde ni la vida, ni la fidelidad, ni la honradez, ni la constancia, ni el honor, ni la palabra dada, tengan su lugar, y se establezca como normal una sociedad  sin valores, ni futuro, una sociedad hedonista, una sociedad que huele a muerto y sin esperanza; Para terminar, una sociedad de mujeres y hombres tibios y mediocres, una sociedad sin futuro.

Anuncios

Acerca de Andrés Marín de Pedro

POR UNA SOCIEDAD RAZONABLE.No existe nada inmoral que contribuya al bien común, en ese sentido el cristianismo tiene mucho que aportar.
Esta entrada fue publicada en aborto, educacion, gobierno, libertad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una sociedad de tibios y mediocres, una sociedad sin futuro.

  1. Pingback: los límites « Miranos09’s Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s