Cerrando las redes sociales, o mejor: Quemando 2 cestos.

Cerrando las redes sociales, o mejor: Quemando 2 cestos.

 Si hay una historia que me gustaría tener presente todos los días para valorar las cosas que poseo, y las actividades que realizo a diario, es sin lugar a dudas esta pequeña historia de San Francisco de Asís, que hoy les quiero contar:

“Vivía Francisco junto a un pequeño grupo de los hermanos que como él, habían dejado todo lo que poseían, y dedicaban su vida a bendecir a Dios, a pedir por las necesidades del mundo, a trabajar con sus manos en lo que podían, y a amar a los hermanos; Como no poseían nada, una vez por semana dos hermanos bajaban, y recorrían los pueblos anunciando el amor de Dios, y pidiendo una limosna para que pudiera comer aquella pequeña comunidad; Esta era la sencilla vida de aquellos primeros hermanos menores.

Por aquel entonces el hermano Francisco llevaba varias semanas trabajando duramente para construir un par de cestas de mimbre que utilizarían los hermanos que bajaban a anunciar el amor de Dios, y pedir limosna; Eran muy necesarias, mejor dicho eran imprescindibles, pues se utilizarían para poder recoger lo que les dieran los campesinos del lugar, y así subir hasta los hermanos lo suficiente para subsistir.

Curiosamente aquella mañana los hermanos vieron que algún hermano había hecho fuego; Al acercarse vieron a Francisco sentado, sonriendo, sonriendo y mirando como ardían los dos cestos bellísimos que finalmente había terminado de construir; Al verlo los hermanos comenzaron a llamar a gritos al resto de la comunidad, y conforme estos se iban acercando, y viendo el increíble espectáculo, se echaban las manos a la cabeza, y mas o menos gritaban de este modo:

“Francisco, por Dios, no ves que se están quemando nuestras cestas.” “¿Qué haces ahí sentado sin hacer nada?”. “Dios santo, hay que salvarlas”, decían los mas atrevidos.

 Otros, al darse cuenta de la situación, le increpaban: “¿Por qué los quemas?;” “¿Como vamos a recoger lo que necesitamos para comer?”.

 Finalmente algunos intentaban excusar su actuación, y decían: “Mira como sonríe, seguramente ha perdido la cabeza”; O “Ya decía yo que Francisco estaba un poco loco.”

Pues bien, ayer tome la decisión, -tras escuchar una palabra, y después de valorar algunas opiniones a favor, y en contra,- de darme de baja en las dos redes sociales en las que tengo mayor actividad: Facebook y Twitter.

En Facebook, después de mas de tres años y de miles de horas de trabajo contaba con dos perfiles, uno con 1.500 contactos, y otro con 500 aproximadamente; En Twitter creo que tenia unos 70; Ambos perfiles los utilizaba para hacer llegar mis escritos al máximo de personas posibles, y de este modo que se conociera la visión que los cristianos tenemos del mundo; Es mas, disponía gracias a estas redes de contactos de cierta repercusión social y mediática, y además me daban la seguridad que en el futuro estas personas podrían abrirme puertas, si las circunstancias de la vida me llevaran a situaciones difíciles, tanto económicas, como afectivas; además, contaba con portales para promocionar campañas que yo mismo había creado: Por la libertad, pon un crucifijo en tu blog”, o la “Plataforma ciudadana Stop porno”, o la campaña “Por el derecho paterno a decidir”, etc.,.

En fin, posiblemente la intención era buena, el trabajo realizado necesario, pero hoy, como hizo aquel día Francisco, quiero quemar mi obra; Se preguntaran ustedes el motivo:

¿Por obediencia a la palabra?; ¿Para evitar las tentaciones que siempre aparecen? ¿Para renunciar a los ídolos de este mundo?; ¿Para prestar mas atención a mi familia, y al mundo real?; ¿Por parecerme a Francisco?; ¿Para ser libre? .

Por todo esto, y por otras muchas cosas mas; Pero sobre todo para sentarme hoy aquí frente al ordenador y sonreír, sonreír como Francisco, sonreír como Abraham cuando se dispuso a matar a su hijo, y Dios le regalo un cordero para el sacrificio, sonreír viendo que por muchas “redes” con las que nos quiera atar el demonio, el mundo, o la carne, Dios nos dejo libres, y libres no solo para el pecado y el mal, sino también para el bien, libres para sacrificar a nuestros ídolos, libres para decirle que lo queremos a El, para proclamar que por encima de todas la “redes” del mundo, por encima de todas mis obras, por grandes que puedan llegar a ser, lo amo a El.

Andrés Marín de Pedro.

Foto.- Pintura de Abraham Gustin.

Publicado en actualidad, amor, cristiano, facebook, libertad, redes, redes sociales, twitter | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Adviento eres tú.

 

Adviento eres tú.

 Dios me libre de hacer homilías, pero creo que el Adviento se merece unas palabras; En primer lugar es notorio reconocer que el Adviento no es una noticia singular para muchos españoles; Tristemente tampoco lo es para muchos católicos, que viven este tiempo, como si de una rutina litúrgica más se tratara; Sin embargo creo que merece la pena profundizar un poco sobre este tiempo, porque te aseguro que si lees estas palabras, no solo te van a gustar, sino que te pueden ayudar.

Es curioso y singular, que después de miles de años , la sociedad haya cambiado tan poco; Digo esto, porque como sucedía en tiempos de Noe, en tiempos de Jesús, y hoy en día, la gente come, bebe, se casa, etc., y todo sigue igual, si exactamente igual; Pero en tiempos de Noe vino el diluvio, y solo unos pocos tuvieron discernimiento para darse cuenta de lo que les venia de “encima”; En tiempos de Jesús, Dios se hizo carne, y como en tiempos de Noe, muy pocos se dieron cuenta de lo que les vino de “encima”; Y hoy, como decía, muchos comen, beben, ríen, compran, venden, etc., pero pocos se dan cuenta de lo que les viene de “encima”.

Pero, que tonterías dices: ¿Qué es lo que nos viene de “encima”?;  Te referirás a la crisis; ¿No?; ¿O es que me vas a comparar la España de Zapatero, con los tiempos de Jesús, o de Noe?; Por favor….

Pues si, Dios vino ayer, viene hoy, y vendrá mañana; Vino en tiempos de Noe y aquellas gentes no se dieron cuenta de los signos de los tiempos; Vino en la carne en tiempos de Jesús, y tampoco sus conciudadanos se percataron de que Dios venia a visitarlos, y no solo no lo adoraron, sino que ni lo esperaban, ni lo descubrieron; Tal es así, que lo eliminaron como si tuviese la enfermedad de la vacas locas, y nos fuera a contagiar a todos.

Pero lo más importante que yo quiero comunicarte, es que El sigue viniendo; Hoy con seguridad ha venido a tu vida, y posiblemente no lo has descubierto.

 ¿Cómo?; ¿Cuando ha venido?; ¿Dónde estaba oculto?; Venga,  dímelo, porque ciertamente ni yo, ni nadie lo ha visto.

Pues te lo explico: Vino con la enfermedad de tu vecino, y no lo vistes; Vino con los problemas económicos de tu hermana, y tampoco supiste que era El; Vino con aquel pobre que paso por tu puerta, y no pudiste darle unos euros, porque pensaste que los gastaria en vino, o en droga; Vino con tu vecina que esta sufriendo, viviendo como su matrimonio se estaba rompiendo, y tu tampoco moviste un dedo para ayudarla; Vino con el suspenso de tu hijo, y le armaste un follón al niño; Vino con la borrachera, o el embarazo de tu hija, y en vez de acogerla la golpeaste, y le dijiste que no volviera a casa, o quizás lo que hiciste fue pagarle el aborto, y de este modo quitarte el sufrimiento de encima; Vino con el paro, y pensantes que tu jefe era un sinvergüenza, y que se había aprovechado de ti.

 Ha venido tantas veces en estos últimos tiempos a visitarte, que lo realmente increíble es que no lo vieras.

 Además, hoy con seguridad ha venido a visitarte, pero como siempre, se ha vuelto a ir sin que tú y yo, lo reconociéramos….

Por eso entenderás la importancia del Adviento, la importancia de estar despiertos, y por tanto,  quiero invitarte a saber “esperar” a Jesucristo, porque lo que es venir, mira un poco tu vida, y dime, si como te decía El ha venido.

Pero  fundamentalmente quiero invitarte a “discernir”, ósea a saber descubrirlo en medio de los acontecimientos que nos rodean; Quizás esto sea lo mas difícil, pero también lo mas importante para nuestra vida, y la de los que nos rodean; Nuestro verdadero problema es que estamos tan ciegos, tan sordos, tan ensimismados, que solo nos miramos a nosotros, y esto nos impide descifrar lo que sucede a nuestro alrededor.

Pues bien, si finalmente alguna vez has podido esperarlo, si por fin quizás  hoy lo has visto, te invito a recibirlo como merece, es decir a actuar acogiendo, ayudando, colaborando con todos los que te necesitan.

Quizás entonces alguien pueda decir que Adviento también eres tú.

Andrés Marín de Pedro.

Publicado en actualidad, amor, crisis economica, cristianismo, depresión, Dios, divorcio, educacion, familia, fe, iglesia, información, verdad | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Entre ladrones.

 

 

Entre ladrones.

Nunca hasta ahora había sido consciente de la importancia de la codicia en las relaciones humanas; Nunca había comprendido, y valorado como la necesidad de apropiarse de la cosas que nos rodean, era algo tan consustancial con el ser humano; Nunca había sido consciente, de como la codicia altera, e influye de modo desmesurado en todas las relaciones humanas; Finalmente, nunca tampoco hacia valorado la codicia, y el robo, como claves no solo en la Biblia,  y en la tradición de la Iglesia  desde sus comienzos, sino en el devenir histórico de nuestro mundo.

En referencia a esta ultima afirmación, el profundizar sobre este tema a nivel en las Sagradas Escrituras, me ha traído sorpresas cuanto menos insospechadas, que van, desde el descubrir que comienzan con un robo, el de Eva en el Paraíso, hasta que es Judas -el ladrón-,  el que entrega a Jesús; O mas curioso aún, que Cristo es acusado de querer robar al Cesar – lo acusan de alborotar al pueblo para que no paguen impuestos, y querer apropiarse del titulo de Rey sin serlo-, y finalmente que es crucificado entre dos ladrones; Pero no acaban ahí los robos, y la aparición de la codicia en la Biblia, porque por ejemplo, fueron  unos ladrones Ananias y Safira – porque se guardaron una parte del dinero de las ventas de sus posesiones-, los primeros expulsados de la primitiva Iglesia Apostólica; O que la codicia, es la que mueve los hilos de la mayoría de los personajes que aparecen en la escritura: Caín, Esau, Israel, David, etc.

Con referencia a la incidencia de la codicia en la historia, es innegable su presencia en todas las guerras de la humanidad, su contribución a la ruptura, y desaparición de los países, y a la creación de otros nuevos, hasta ese momento inexistentes; Es notable, por no decir sobresaliente, su  incidencia en todas las crisis económicas; Pruebas de ello son las crisis económicas y financieras actuales, consecuencia clara de la especulación utilizada para conseguir pingues y rápidos beneficios, que ha llevado a vender viento a los Bancos  y otras entidades financieras, y a comprarlos y arruinarse a millones de pobres ahorradores; Y asomándonos a España, por ejemplo, a los constructores y bancos a especular con el valor real de las cosas, mejor dicho, de las casas, entre otros bienes, etc.,  Y ojo, ahora vienen por nuestro oro; Así que, espabilen, porque es la especulación lo que les mueve, y no el interés de pagarles lo que realmente hoy vale el gramo de oro.

 Así mismo, es la codicia la que aupada, y fomentada sin ningún tipo de conciencia por los medios de comunicación, la que hace de nuestras vidas, y la de los que nos rodean, solo la continua búsqueda de dinero, placer, comodidades, etc., es decir que nuestra vida se ha convertido en la necesidad continua de consumir, o mejor, de poseer y de gozar de todo tipo de “bienes” –por llamarlos de alguna forma-, porque la realidad, es que eso que aparecen como bienes ( sexo, alcohol, posesiones, dinero en el banco, etc.), y que nos incitan a desear de continuo, en la mayoría de los casos, solo nos lleva a nuevas desilusiones y depresiones.

Finalmente, creo muy necesario para nuestra vida,  ser consciente, y así mismo poner en su justa medida, que todas las personas que nos rodean están tocados –inoculados seria la mejor definición- por este gusano que no cesa en nuestro interior, y que se llama codicia; Valorar esto seria ya un avance notable; Pero con esta afirmación quiero llegar mas lejos aun, quiero hacerles conscientes que estamos rodeados a lo largo de toda nuestra vida de ladrones, ósea, de personas que intentan conseguir cosas nuestras, y del resto de las personas; Y para su desgracia, no pueden dejar de hacerlo; Pueden ser buenos o malos, como aquellos dos ladrones que murieron con Cristo en la cruz;  Pero conscientes o no, son ladrones al fin y al cabo; Y esta certeza nos ha de hacer repensar nuestra vida, y nuestras relaciones con los que nos rodean de un modo diverso; No es cuestión como hacen hoy muchos, de hacerse una casa-bunker para que no les roben nada, ni de guardarlo todo en sitio seguro, porque lamento informarles que ese sitio que buscan aquí, en este mundo, no existe; Es simplemente hacernos conscientes que todo el que se acerca a nosotros, busca alguna cosa que considera un bien, y que cree indispensable para vivir y ser feliz: Afecto, sexo, dinero, honor, o ayuda, etc. y nos lo pediran a nosotros;  Descubrir esto, es un primer paso: ser conscientes de la realidad de codicia que envuelve a todos los hombres, mujeres y niños que nos rodean; Pero este no es el único paso para nuestro desarrollo humano, es decir para ser más felices.

 Hay un segundo paso en relación con la codicia que consistiría en saber tratarla como merece, y para ello creo que es muy importante en la medida de nuestras posibilidades ser generosos, y de este modo, que si alguien nos solicita ayuda, o nos pide algunos de nuestros bienes, es bueno para nosotros –no sabemos si lo será para el que nos pide-,  ayudarle; Esto seria un paso de gigantes para nuestras vidas; Y no solo porque sabemos que el tener, o no tener alguna que otra cosa más, no da más o menos felicidad, sino porque ese gusano del que hablábamos, por muy educados que seamos, también esta inoculado dentro de nosotros, y el mejor modo de combatirlo, no digo de vencerlo que conozco, me lo enseño un tal Jesús: “Al que te pida da”.

 Por todo ello, animo, pues en esta vida encontraremos muchos depredadores, pero solo una gran lucha, y lamento informarles que se equivocan muchas veces de combate, pues no es contra los que nos quieren quitar lo nuestro – y miren ustedes cuanto nos acosan por todos sitios-,  contra los que debemos combatir, pues ellos no son los verdaderos enemigos;  Nuestro verdadero enemigo, y nuestro gran combate en esta vida, es contra ese gusano que vive dentro nosotros, y consiste simplemente en decidir si queremos ser el buen o el mal ladrón con los que nos rodean, y por tanto renunciar a nuestra codicia; Y esa decisión, cada día, la tienes que tomar tu.

 

Andrés Marín de Pedro.

Foto.- Las tres cruces; Rembrandt.

Publicado en abusos, actualidad, Banco, ceguera, crisis economica, cruz, depresión, economia, educacion, jesucristo, medios de comunicación, mentira, pobreza, propiedad, robo, sexo, sociedad, sufrimiento, valores, verdad, vida, violencia | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El aprendiz de amores.

Varsovia; Parque dedicado a Chopin: Un niño rodeado de palomas, patos, y otros animales, camina sin prestar atención a lo que le rodea, en dirección hacia un árbol en el que ha visto una ardilla; Sin saber el motivo, inexorablemente, lo que vé le atrae, y curiosamente le hace olvidar toda la belleza que le rodea; Quizás así es la vida de los hombres.

El aprendiz de amores.

 

En un articulo anterior, comentaba como en este ultimo tiempo de mi vida, había descubierto como la codicia era el motor que movía a todos los hombres, y nos hacia correr para conseguir miles de objetos y persona efímeras; Comentaba así mismo, como la codicia de cada hombre, deja ver quienes somos cada uno de nosotros, ante los demás; Pero no solo nos identifica como diversos tipos de personas, sino que lo que amamos mal, y sin medida, también explica otros muchos aspectos de nuestra vida.

 

Es notorio que todo hombre cuanto mas codicia algo, mas desenfrenadamente vive, o mejor, mas frenéticamente corre hacia lo deseado; Pero lo cierto y verdad es que en esa carrera, aun cuando consiga su fin, terminara aun mas extraviado de lo que estaba en principio; Y ello, simplemente porque busca la felicidad, pero no sabe por que camino ha de ir a buscarla, ni conoce ciertamente donde ésta se encuentra.

 

Como decía, todo hombre busca el descaso y la felicidad, pero no saben donde esta esa felicidad;  La mayoría de los hombres caminan hacia los mas diversos destinos, mas o menos desaforadamente, -buscan encontrar un hombre o mujer para ser felices, o conseguir una chalet con piscina, o lograr comprar un nuevo coche, muchos hoy ponen su felicidad en perder diez kilos, en cerrar una operación comercial, o conseguir un mejor puesto en la empresa, etc., sin ser conscientes al iniciar alguno de estos caminos en busca de la felicidad,  que finalmente lo que consiguen normalmente es extraviarse aun más, y en muchos casos terminan incluso en la depresión, pues lo codiciado no les dará ni el descanso, ni la felicidad que buscan, y ser conscientes de haber pasado muchos años de la vida para conseguir un esposo, un trabajo o un chalet, y ver que tu marido te deja por otra, o que el chalet con la crisis no lo puedes mantener, o que ese hijo al que tanto le distes ahora te deja, etc., eso normalmente te lleva a la depresión.

 

Por eso decía y reitero, que lo más importante que se puede y se debe aprender a lo largo de la vida de un hombre, es saber discernir que es lo que hay que amar, y cuanto hay que amarlo.

 

Saber que nada, absolutamente nada en la vida, ya sea dinero, casas, fincas, trabajo, sexo, comodidad, poder, respeto, honores, títulos, viajes, o cualquier otro placer o persona, te darán la plena felicidad, es solo el primer paso del aprendiz de amores….; Todo esto no es malo, pero nada te dará la felicidad que buscas; Simplemente porque todos ellos te llevan a un extravío aun mayor del que tienes, por ejemplo: Si buscas tener dinero y finalmente lo posees, vivirás amargado y pendiente para que nadie te lo robe, si codicias casas o fincas, trabajaras toda tu vida para cuidarlas, y para que al final, en cualquiera de las dos circunstancias,  tu hijo se lo gaste todo en vino, o en prostitutas; Si vives para darte placer, nunca conseguirás saciarte, y siempre andarás codiciando nuevas y efímeras experiencias, etc.;

 

¿Cual es por tanto el camino de la felicidad?; ¿Que es lo que podemos amar que nos de la felicidad?

 

 Curiosamente la solución esta en el resumen de los mandamientos, esos que tantas veces hemos desechado por anticuados y casposos, esos que aprendimos de niños, y que no hemos sabido valorar como merecen: Amar a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a ti mismo; Esa es la clave de la felicidad; Por ello si das pasos en esa dirección, si andas aunque sea despacio hacia esa meta, es que has aprendido a no codiciar los bienes ajenos, y empiezas a trabajar para conseguir el bien que realmente te corresponde, el amor al próximo,  y por tanto la felicidad.

 

Por ello, tengo la certeza de que hay millones de personas que hoy se encuentran en gran peligro, son quienes no han descubierto este secreto del aprendiz del amor, y van por múltiples caminos que no solo no los acercan a la felicidad, sino que los alejan aun mas; Porque si han comenzado a caminar por cualquiera de esos caminos, su fin será no solo la tristeza de vivir toda la vida deseando más y más, sino ademas, la desazón de pasar toda su vida defendiendo lo que tienes para que nadie te lo quite, y finalmente la amargura, o la depresión al ver como todos tus sueños se caerán en el vacio.

 

En consecuencia, les animo a que -a pesar de que cientos de miles de anuncios publicitarios que le ofrecen la felicidad en miles de objetos o personas, a pesar de los innumerables doctores, científicos y políticos que afirman no se cuantas doctrinas sobre como conseguir la felicidad, a pesar de las leyes y nuevos derechos que nos dan los gobiernos o los partidos políticos, y que nos anuncian que seremos con ellos mucho mas felices, etc.- nadie les aparte del verdadero, y único camino que les invito a seguir como aprendices para conseguir la felicidad: El amar a Dios, y al próximo, al que vive contigo, al vecino y al compañero de trabajo, a tu jefe, etc., porque lamentablemente ellos no han descubierto todavía el verdadero camino de la felicidad.

 

Andrés Marín de Pedro.

Publicado en actualidad, amar, amor, camino, ciencia, depresión, felicidad, feliz, politicos, sufrimiento, vida | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

LA DIFAMACIÓN.

Cuentos increíbles del siglo XXI.

La difamación.

En un país no muy lejano, no ha mucho que vivían una codiciosa manada de lobos; Su única preocupación era buscar el medio de poder devorar a algún pobre animalillo; Pero se daba la circunstancia de que vivía en aquellas tierras un valiente pastor que no solo se encargaba de cuidar su pequeño rebaño de ovejas, sino que se esforzaba con cariño y esmero para que ningún animal del bosque sufriera el mas mínimo rasguño; Así gracias a él, y a sus negros perros guardianes, aquellas antiguas tierras vivían en paz desde hacia muchos, muchos años.

Sucedió aquel año que Zarpas, el astuto zorro del lugar, envidioso y harto de pasar hambre, calculo un pérfido plan que le permitiría no solo hacerse con alguna piececilla, sino con la mayoría de los animales del bosque; Para conseguirlo necesitaba ayuda, y pensando quien estaría dispuesto a llevar a cabo tan perverso plan, calculo que sólo los codiciosos lobos, lo ayudarían;  Rápidamente se dirigió a la cueva donde vivían, y les dijo:

Ese maldito pastor y sus negros perros nos impiden gobernar estas tierras y comer hasta hartarnos, pero escuchadme atentamente y conseguiremos lo que tanto codiciamos: Si trabajamos juntos eliminaremos a sus negros perros guardianes, y así ese maldito pastor, solo y viejo, no podrá defender a todos los animales de nuestras garras.

Seguidamente, en voz baja contó su malvado plan a la manada de hambrientos lobos, que mientras oían sus palabras, comenzaron a lengüetear, babear y relamerse; Y así pasaron toda la noche entre ladridos y aullidos.

Al amanecer y siguiendo el plan, cada lobo salio para un lugar diverso del país, y comenzaron a contar a todos los animales del bosque con los que se cruzaban por el camino, y mediante dulces palabras, que entre los negros perros del pastor, había varios malignos; Les decían que unos habían dañado a las crías de las ovejas; A otros les contaban que los perros eran anticuados y glotones, y que ya sólo se preocupaban de conseguir poder, y dinero, y no de los problemas de los animales; A otros les contaban tenían muchos vicios inenarrables y que eran unos degenerados, a otros le decían que todos los problemas les venían porque no tenían esposa; A otros que no eran los lobos, sino estos malditos perros los que mataban al ganado; Así día tras día, aquel rumor, se hizo clamor, y ya casi todos los animales del bosque dudaban de los perros, y lo que es peor, dudaban de que aquel pastor, fuera un buen pastor; Así salvo el pequeño rebaño de ovejas, todos los animales del bosque comenzaron a avisar a los lobos, y no a los perros del pastor cuando tenían algún problema; Y los lobos, siguiendo el plan se mostraban fieles y serviciales, aun cuando era la codicia la que los movía.

De este modo consiguieron la confianza de la mayoría de los animales del bosque, y poco después consiguieron nombrar un nuevo guardián de todos los animales, y este no fue otro que el astuto zorro Zarpas, que dedico todos sus esfuerzos en adoctrinarlos con otras muchas fabulas, cuentos y mentiras, hasta conseguir que no solo les dieran como carnaza a los lobos a decenas de miles de bebes bajo la excusa de la libertad y el derecho de sus madres, sino que convenció a las propia familias que era un acto de amor matar a los familiares enfermos y mayores.

Y así , a pesar de los esfuerzos del pastor, muchas de las ovejas comenzaron a dudar de sus palabras,  y de la bondad de sus perros guardianes, y algunas de ellas abandonaron el rebaño, para comenzar a vivir al bosque, donde poco después fueron devoradas por los insaciables lobos; Al mismo tiempo, muchos de los perros, cansados y criticados por la mayoría de los animales, abandonaron su trabajo y poco después al pastor, y volvieron también al bosque, donde solos y desorientados malviven el resto de sus vidas.

Y sucedió que sólo aquellas ovejas humildes, y aquellos perros que fueron fieles, siguieron viviendo con el buen pastor, y ello, porque a pesar de las mentiras de los lobos, reconocieron que no podían olvidar su historia, todo lo que habían vivido y recibido de aquel buen pastor, y de este modo, no solo consiguieron  salvar sus vidas, sino también la de sus familias, y la de sus hijos.

Andrés Marín de Pedro.

Publicado en aborto, actualidad, adoctrinamiento, cristiano, cuento, demonio, difamación, educacion, eutanasia, felicidad | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

Dime lo que codicias, y te diré quien eres.

Oleo de Noemí Marín Pérez: El deseo.(2009).

Dime lo que codicias, y te diré quien eres.

Después de casi cincuenta años de vida he comenzado a vislumbrar la dramática situación que vivimos los hombres de hoy, y ello gracias al décimo mandamiento; ¿Qué?. Si, ese que para recordarlo hay que decir los nueve anteriores, y que nadie recuerda; Ese que dice así: No codiciaras los bienes ajenos.

Hombre, me dirán algunos de ustedes, no lo recordamos porque hay otros mandamientos mucho mas importantes y trascendentales para la vida como: No robaras; No mataras; No cometerás actos impuros; No dirás falsos testimonios, ni mentiras; O quizás los que los que los resumen: Amaras a Dios, y al prójimo como a ti mismo.

En fin que esto de codiciar en principio no parece ni grave, ni dañino para nadie, por eso es el décimo, seguro que si existieran catorce mandamientos, seria también el último…

Pues bien, lo primero que quisiera aclarar sobre la codicia, es que se codicia lo que se ve, por lo que es un mandamiento muy visual.

Pero volvamos al tema, les decía que este mandamiento me ha ayudado a vislumbrar la realidad del hombre, porque he comenzado a entender que la vida del hombre se desarrolla fundamentalmente en función de lo que cada uno amamos; Si alguien ama mucho el dinero, pues ahí los tienen ustedes, trabajando sin descanso, robando a la empresa, por ejemplo presentando tickets por mayor valor del que les costo la comida y asi conseguir unos euros extras, o escondiéndose a la hora de pagar la cuenta en los bares, o robando los champús de los hoteles, o hasta insultando cuando vemos pasar a un vecino  con el mercedes, etc.; En fin, que la vida del que codicia dinero es simple y llanamente la amargura de querer más y más, y  por tanto de no disfrutar de lo que se tiene.

Pero me dirá usted, ese no es mi caso; En fin, no se ponga así porque codiciar, lo que es codiciar, todos codiciamos: unos el coche del vecino, otros la mujer del cuarto, o quizás el pelo de tu cuñada, el sueldo de los maestros, la suerte de tu sobrina, o la salud de tus padres; No conozco a nadie que este contento con todo lo que tiene y no codicie algo de los demás;  Y además:  ¿Eso es pecado?: ¿Eso es un mandamiento de la Ley de Dios?; No nos haga reir.

Pues si, y no solo eso, este mandamiento es la clave para ser o no feliz en esta vida, pues la insatisfacción de no tener lo que codiciamos nos hace vivir la vida en una continua amargura, porque vemos que la guapa del cuarto pasa de ti, y esta liada con otro, y eso te frustra de tal modo que eres capaz de irte a un night-club, y usar a otra mujer como objeto, o quizás algo peor; O por ejemplo  no aceptas estar siempre con problemas de salud, mientras que miras a los demás, y los ves haciendo deporte, y con 20 kilos menos que tu, y en tu interior los odias; Ojala se estampen, piensas en tus adentros; También sufres cuando no puedes llegar a fin de mes, y ves al maestro de enfrente que esta siempre de vacaciones, y encima puede comprar un coche nuevo, etc….; En fin que la codicia nos lleva a desear, mejor dicho a amar desmesuradamente lo que vemos y no poseemos, y a despreciar, odiar, mentir, e incluso robar, o matar a los que nos rodean, pues proponemos el objeto o persona deseada como objetos imprescindibles para nuestra satisfacción, y los situamos incluso por encima de las personas.

Por tanto, en la vida si hay algo importante que aprender, es saber lo que hay que amar, pero sobre todo, hay que saber hasta donde hay que amarlo, porque la codicia es la raíz de todos los males que nos aquejan.

Por todo ello me atrevería a realizar esta afirmación: Dime lo que codicias, -y cuanto lo codicias-, y te diré quien eres.

Andrés Marín de Pedro.

Publicado en actualidad, amor, asesinato, felicidad, infierno | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Timo a la rusa.

Olgalady70.Una de las fotos que utilizan para cazar incautos.

Timo a la rusa.

Hasta hace muy pocos años para conocer y relacionarnos con los demás era necesaria la cercanía física; Hoy gracias a Internet tenemos otras posibilidades de comunicación que nos acercan a los lejanos en algunos sentidos, y nos alejan de los cercanos en otros muchos; Hemos comenzado por tanto un nuevo modo de “com.vivir”;

Pues bien, en este campo de las relaciones informáticas,  un nuevo modo de relacionarnos que hoy esta en pleno auge son las plataformas de contactos, las vulgarmente conocidas redes sociales, que te ofertan los mas diversos servicios, entre ellos algunas te ofrecen encontrar amigos,  una nueva pareja, o un flirteo.

Sin lugar a dudas en esta nueva sociedad, donde desaparece la familia, los vecinos, los amigos, etc., y es tan difícil relacionarse con los demás, estas plataformas ofrecen una nueva posibilidad de relacionarnos; Pero tambien múltiples peligros.

En primer lugar les citare alguna de las mas populares redes de contactos que pululan por Internet: Badoo, Flirtfair, Zoosk, Meetic, Guayu, etc.

Para comenzar le informare que todas ellas exigen que les des  datos personales, incluso fotos personales, etc., que seran utilizadas por la plataforma como bien le venga en gana; Seguidamente, les quiero hacer saber todas ellas en mayor o menor grado, lo único que buscan es sacarte el dinero, y ello a cambio de supuestas posibilidades de conseguir algun nuevo contacto;  para conseguir tu dinero utilizan los mas diversos métodos, pero ahora este tema no vienen al caso; Y finalmente estas plataformas son utilizadas por desalmados para dañar y timar a las personas de buena fe, que se acercan a estos lugares en busca de nuevas compañías.

Pûes bien, uno de los timos que se ha puesto de moda en estas redes sociales de contacto,  acontece gracias a que las personas que entran en estas redes puede ubicar su residencia en cualquier lugar o ciudad del mundo, aun cuando ello sea falso; Esto lo utilizan usualmente mafias, y desalmados de la Europa del Este -entre otros-, para localizar incautos en sus países de origen,  y utilizando datos falsos, y las fotos de alguna chica, -normalmente rusa y muy guapa-, conseguir tu email; Una vez conseguido,  intentaran lograr una relación a traves de emails, que finalizara con un intento de timo infantil.

El metodo mas usual consiste en enviarte cartas de amor y fotos de la chica en cuestión, aduciendo su soledad, su aprecio por ti, aun cuando ella tenga 29 años y tu 50, etc.,; Tras varios email, que son todos copias. y que son remitidos a cientos de personas diariamente, -pues el timador solo cambia unas líneas al final para dar la impresión de que contesta a alguna de tus solicitudes-, se produce la petición del dinero, porque la chica esta tan enamorada que quiere venir a España para verte,  y necesitara dinero para el visado y para el vuelo; Si lo consigue, si le mandas un solo euro, jamás volverás a tener noticias suyas.

Quizás el mejor modo para detectarlos es solicitar chatear con ella; De este modo el timador se encuentra descubierto y dejara de escribirte; Otras posibilidades son pedir fotos de su familia cuando eran niños, pues las fotos del timador son normalmente de modelos rusas, y no disponen de ninguna de cuando era niña la modelo; Otra es hacerle múltiples preguntas, pues como las respuestas son copias, veras que no contesta casi a ninguna y si lo hacen sera al final del email.

Por todo ello, solo me queda avisarles que en este nuevo modo de relacionarse que es Internet, es posible que encuentren algún príncipe azul, pero cuidado porque las aguas informáticas están llenas de sapos.

Andrés Marín de Pedro.

Publicado en actualidad, amor, felicidad, información, sexo | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario